Otros Post

Brazo de gitano Sacher

BRAZO DE GITANO CHOCOLATE

Estamos ante el 4º reto #Dale1vueltaa que en esta ocasión el reto es, darle la vuelta a la clásica tarta Sacher, que se compone de un bizcocho de chocolate relleno con mermelada de albaricoque y bañada con más chocolate y esa ha sido la idea sobre la que hemos trabajado las 6 participantes.

Se trata de  hacer una versión de un postre propuesto por uno de los integrantes del reto. Publicaremos el día 15 de cada mes  en nuestros blogs y redes sociales con el hashtag #dale1vueltaa y en esta ocasión la anfitriona ha sido Teresa de La cocina de Tesa y nos aportó una Sacher mini bundt cake,  han participado además: Esther, de Repostería con emoción con una casita Sachez que fué la sorpresa del reto, Irmina de El zurrón de los postres con Individual Sacher de Vanguardia, Cristina de Edana cuenta con unas Linzer Sacher, Debora de Mi toque en la cocina con unos bombones Sacher e Iván, el único chico del grupo de Panes con garra con Mini Brownie Sacher. 

Mi receta es muy respetuosa con el original apenas he modificado la forma de presentación, haciendo un brazo de gitano, pero respetando todos los ingredientes y sabores. 

INGREDIENTES DEL BIZCOCHO ENROLLADO AL CACAO

  • 6 huevos. (3 enteros y 3 separadas la claras y las yemas)
  • 110 g azúcar blanca
  • 45 g de azúcar moreno
  • 45 g harina
  • 39 g de cacao amargo en polvo.
ELABORACIÓN 

  1. Encendemos el horno a 210º. Sí, así de fuerte. Si lo pones más flojo se secará el bizcocho y no será flexible.
  2. Montamos primero a punto de nieve las 3 claras con el azúcar moreno. Apartamos.
  3. Mientras vamos tamizando la harina con el cacao. 
  4. Luego blanqueamos con la batidora de varillas 3 huevos enteros, las 3 yemas y el azúcar blanca.
  5. Incorporamos las claras a la crema de huevos y mezclamos envolviendo.
  6. Añadimos por último la harina con  el cacao y de nuevo mezclamos únicamente lo necesario para incorporar todos los ingredientes. 
  7. Ponemos en la bandeja del horno que habremos forrado con papel de hornear. 
  8. Vertemos y metemos en el horno a 210º unos 12 a 15 minutos como mucho.
  9. Sacamos y sin quitar el papel de horno, lo enrollamos para que coja la forma y dejamos enfriar. 
  10. Una vez frío lo untamos generosamente con una buena mermelada de albaricoque antes de poner la ganache de chocolate.  

GANACHE MONTADA PARA EL RELLENO 
  • 110 g de chocolate negro 70% 
  • 200 g de nata caliente
  • 110 de nata bien fría
ELABORACIÓN DEL RELLENO 
  1. Fundimos el chocolate al baño María o al microondas. 
  2. Llevamos a ebullición en un calderito la nata. La vertemos lentamente  de tres veces, removiendo bien antes de añadir la siguiente dosis.  
  3. Y por último añadimos la nata  bien fría.
  4. Cubrir en contacto con film y refrigerar. 
  5. Dejar reposar en la nevera toda la noche o al menos un mínimo de 6 horas.
  6. Batir la ganache hasta obtener la consistencia de una crema untuosa. 
INGREDIENTES BAÑO  BLANDO DE CHOCOLATE NEGRO
  • 90 de chocolate negro 
  • 150 de nata
  • 35 de miel
  • 35 de mantequilla 
ELABORACIÓN 
  1. Ponemos el chocolate a derretir al baño María o en el microondas removiendo de vez en cuando. 
  2. Llevamos a ebullición la nata con la miel. vertemos lentamente un tercio de la preparación sobre el chocolate derretido, con la ayuda de una espátula de plástico mezclamos enérgicamente.
  3. Incorporamos un segundo tercio y removemos igual y por ultimo el ultimo tercio. Esto parece una bobería pero no lo es, no caigas en la tentación de verterlo todo del golpe. 
  4. Cuando la temperatura esté entre 35 y 40º añadimos la mantequilla cortada a trocitos.
  5. Colocar el brazo bien frío, congelado o casi congelado sobre una rejilla y recubre con este glaseado. 
MONTAJE DEL BRAZO DE GITANO
  1. Desenrollamos con mucho cuidado el bizcocho y lo untamos generosamente con una confitura o mermelada de albaricoque.
  2. Extendemos la ganache montada de chocolate.
  3. Enrollamos con cuidado poniendo el último borde que cierra por la parte de abajo.
  4. De nuevo envolvemos con el mismo papel de horno que hemos quitado y lo llevamos al congelador mientras preparamos el baño y un ratito más. 
  5. Cuanto más frío esté mejor.
  6. Colocamos sobre una rejilla y bañar con el chocolate.
  7. Decoramos como más nos guste, en esta ocasión puse unos pétalos de crisantemos y unas pizcas de oro comestible. 


Adriana Cherry Cake


Tarta de cerezas y stracciatella
¡Si, tiene un nombre de persona! y si, no conozco otra tarta igual. Han sido ganas de preparar una tarta muy exclusiva para la íntima amiga de mi hija. Esa niña que ves crecer en tu casa entrando y saliendo y que termina por formar parte de la familia igual que el resto y a la que toda la familia termina tratando como a una más.

Me dice mi hija que quiere una tarta magnífica para su  amiga y me dice todas aquellas cosas que no puede llevar porque no quiere o porque no le gusta. Por ejemplo no quiere cremas de chocolate, no quiere piña, ni  melocotón, ni le gusta el kirsch, ... Al final me veo intentando hurgar en el pasado y recordar cuando era niña qué cosas le gustaba.

Recuerdo que era la única persona del mundo que yo conocía y que pedía helado de stracciatella por ejemplo. Y eso ya me dió una pista. Comentó que de pequeña su tarta favorita era la Selva Negra y que más tarde la de fresa con nata y que ya de mayor le gustaba un licorcito de Amaretto. Así que mezclé todas esas ideas y de ahí salió esta ADRIANA CHERRY CAKE. Tarta de cerezas y stracciatellaUna tarta exagerada que lleva una primera base de bizcocho muy espumoso de chocolate amargo que lleva encima unas cerezas enteras  que han pasado dos días macerando en licor de Amaretto. Luego una capa de bizcocho de pura almendra de Tejeda recién recolectada, de nuevo ahora cerezas pero en forma de una confitura con muy poca azúcar y una gran capa de nata  y queso montada con virutas de chocolate negro y con leche y por último se repite de nuevo el bizcocho de almendras, cerezas  y la crema stracciatella. Para terminar la decoré  con un cucurucho de esos helados que de niña se comía pero ahora relleno de cerezas frescas, con chorretón de chocolate, láminas de almendras y hierbahuerto con unos pétalos de flores. Tarta de cerezas y stracciatellaBIZCOCHO DE CHOCOLATE - 1ª capa.

  • 110 g azúcar
  • 100 g harina
  • 8 g de polvos de hornear
  • 20 g cacao en polvo
  • 45 g aceite vegetal
  • 3 huevos
  • 74 ml leche entera

PREPARACIÓN DEL BIZCOCHO DE CHOCOLATE  

  1. Precalentar el horno a 180º C. 
  2. En el recipiente de la batidora vamos a colocar todos los ingredientes secos. Incorporamos también el aceite y los huevos, reservamos la leche.  Batimos unos 6-7 minutos.
  3. Entonces, bajamos  la velocidad de la batidora y vertemos la leche muy despacio, para que no salpique. Batimos unos 2-3 minutos más. Nos va a quedar una masa bastante  líquida, es normal.
  4. Extendemos la masa en un molde de 20 cm.  forrada con papel vegetal. Horneamos unos 15 minutos. Retiramos del horno, y dejamos enfriar sobre una rejilla.

CEREZAS CON AMARETTO. 2ª capa

  • 500 g de cerezas o guindas. 
  • 40 ml de amaretto

Solo tenemos que poner a macerar las guindas con el licor de almendras, al menos 4 horas. En mi caso las dejé un día completo. Puedes usarlas frescas o de conserva que vienen con un almíbar muy ligero, en ese caso escurrir bien todo el almíbar antes de poner a macerar. 

CREMA STRACCIATELLA . 3ª capa

  • 500 ml de nata para montar superior al 35% de mg.
  • 200 gr. de queso fresco tipo philadelphia.
  • 4 hojas de gelatina.
  • 100 gr. de virutas de chocolate que hacemos con un pela patatas raspando una tableta.

ELABORACIÓN 

  1. Ponemos las hojas de gelatina en agua fría para que se hidrate. 
  2. Cogemos la nata y antes de montarla apartamos un par de cucharadas dónde vamos a diluir las hojas de gelatina.
  3. Esas cucharadas  de nata la calentamos un poco al microondas y añadimos las hojas de gelatina que se diluyen rápidamente y dejamos enfriar.
  4. Una vez la nata montada, añadimos el queso crema que nos dará consistencia y la gelatina disuelta.
  5. Por último incorporamos las virutas de chocolate.

BIZCOCHO DE GIOCONDA. 4ª capa 

  • 4 huevos enteros a temperatura ambiente
  • 190 g de azúcar glas
  • 190 g de almendra molida muy fina
  • 3 claras de huevo a temperatura ambiente
  • Una pizca de sal
  • 30 g de harina de trigo común
  • 30 g de mantequilla derretida

ELABORACIÓN DEL BIZCOCHO GIOCONDA  

  1. Comenzamos poniendo los huevos  en el recipiente de la batidora  añadimos la azúcar y la harina de almendra. Batimos hasta obtener una mezcla espumosa y que doble su volumen. Reservamos.
  2. En un bol grande batimos las claras de huevo con una pizca de sal a punto de nieve, bien firmes.
  3. Tamizamos la harina sobre la mezcla de huevos y mezclamos delicadamente con una espátula de silicona. 
  4. Le incorporamos  las claras montadas y por último la mantequilla derretida.
  5. Preparamos los moldes individuales que en este caso eran tres de 20cm  o una bandeja grande de horno  donde le colocamos un papel vegetal. Repartimos la masa  y hornear en el horno previamente caliente a 180º C. unos 10-12 minutos.
CONFITURA DE CEREZAS.  5ª capa.
  • 250 g de confitura de cerezas 
  1. Aquí puedes ahorrarte la elaboración y comprar un buen preparado de cerezas. A mi me gusta mucho uno que es de cereza roja y contiene un 75% de cerezas. No es muy dulce y tiene un porcentaje de fruta perfecto. 
Tarta de cerezas, amaretto stracciatella
MONTAJE DE LA TARTA.
  1. Está a la vista, vamos superponiendo capas hasta llegar a la 5, chocolate, cerezas con su jugo y sin miedo de poner el licor porque el bizcocho que hemos puesto de base es perfecto para absorberlo, crema de stracciatella,  bizcocho de almendra, confitura, crema de nuevo, bizcocho, confitura, stracciatella y bizcocho. 
  2. He decorado con un cucurucho de helados lleno de cerezas que he pegado dentro con un poco de chocolate fundido simplemente. 
  3. Unas hojas de hierbahuerto o menta y unas láminas de almendras con unos pétalos de rosas.  
Tarta de cerezas y stracciatella

Queque de plátano y gofio. Flores comestibles deshidratadas.


Gofio y plátano
No pensaba aclarar nada al respecto, pero no puedo dar por hecho que todo el que lee este blog sea Canario y tenga claro que es el gofio, así que una pequeñísima descripción,  es una harina tostada 
hecha de trigo y millo (maíz) que consumimos en Canarias, tanto en salado como en dulce. Lo mismo lo usamos para acompañar un potaje de berros que para hacer una pella dulce o espolvoreando unos huevos moles de poste.  Y una vez dicho esto solo me queda comentar que si i eres de las personas a las que le gusta el sabor del plátano  y el gofio este será de tus favoritos. Un sabor intenso a plátano que le proporciona esa fruta cuando está muy madura como es el caso y un aromático sabor a gofio si has optado por uno de millo tostado. Si lo usas poco tostado la intensidad será un poco menor.
Bund cake de gofio y plátanoINGREDIENTES

  • 300 g de gofio
  • 150 g de azúcar
  • 2 cucharaditas de levadura en polvo tipo royal
  • 1 cucharadita de sal
  • 3 plátanos canarios medianos maduros (Plátanos no bananas)
  • 350 ml  de leche cortada con el zumo de medio limón.
  • 4 huevos M
  • 240 g aceite de oliva (no virgen extra que es demasiado intenso de sabor) o girasol
PREPARACIÓN 

  1. Unta el molde con spray antiadherente o mantequilla.
  2. Precalienta el horno a 180⁰C
  3. Mezcla los ingredientes secos y pasalos por un tamiz o un colador para que queden aireado y sin grumos. Reserva.
  4. Batimos bien los plátanos con el azúcar y la leche, añade los huevos uno a uno y luego el aceite. 
  5. Incorporamos  los ingredientes secos en 3 ó 4  veces removiendo con  varillas con cuidado para que no se  formen grumos.
  6. Vierte en el molde. 
  7. Hornea durante una hora  aproximadamente.
  8. Comprueba que está listo introduciendo un  pinchito o palillo en la masa. Debe salir limpio.
  9. Una vez listo,  deja enfriar sin desmoldar durante 10 minutos.
  10. Solo queda dar la vuelta y desmoldar como mas te guste.
  11. Yo le puse chocolate y unos pétalos de flores deshidratados que me regaló @eljardindeirene7

Queque de gofio y plátanos

Alfajores argentinos de chocolate

Dulce de leche y chocolate
En esta ocasión la decoración son pétalos de tagetes.


INGREDIENTES PARA LOS ALFAJORES

400 g harina de repostería
100 g maicena
200 g mantequilla
200 g azúcar 
15 g cacao en polvo sin azúcar
5 g polvos hornear
5 g bicarbonato
1 cucharada sopera de miel 
1 cucharada de vainilla 
Ralladura de 1 naranja
2 huevos
500 g de dulce de leche 
Licor  dulce que nos guste 2 cucharadas (opcional)

INGREDIENTES PARA COBERTURA DEL ALFAJOR
200 g chocolate cobertura
1 naranja
2 cucharadas aceite de girasol

ELABORACIÓN  para unos 30 Alfajores de 5 cm:

  1. En una vasija  vamos a tamizar la harina  los polvo de hornear, el bicarbonato, cacao  y la maicena. Reservamos.
  2. En el  recipiente de la batidora  ponemos mantequilla pomada con el azúcar y vamos a batir hasta que quede blanca, entonces le agregaremos la ralladura de naranja, miel, los huevos  y batimos , una vez mezclado solamente, paramos la batidora y seguimos a mano  hasta que esté todo perfectamente integrado. 
  3. Agregamos los ingredientes secos que teníamos reservados y comenzamos a mezclarlo con una cuchara sin tocarlos ya que el calor de nuestras manos podría arruinar la masa, cuando la tengamos un poco unida, la ponemos sobre nuestra mesa y terminamos de unir todos los ingredientes sin amasar formamos un rectángulo , cubriremos con un plástico y llevaremos a la nevera durante 20 minutos hasta que la masa se enfríe y solidifique un poco.
  4. Pre calentamos el horno a 175 °C
  5. Cuando la masa esté fría estiraremos con la ayuda de un  rodillo palote y cortamos las tapas de 4mm. Y la pondremos  en la bandeja sobre un papel de horno  y las metemos de nuevo en la nevera con bandeja y todo para que se enfríen bien antes de llevarlas al horno. 
  6. Cuando la masa esté fría l metemos al horno de 175 °C durante 10 minutos.  Cuando estén listos sacamos del horno y dejaremos enfriar.
  7. Una vez fríos los pondremos en una caja con mucho cuidado porque son muy tiernos (recuerda que no tienen que estar crocantes debes presionar el disco y se te tiene que hundir apenas el dedo) reservaremos hasta el armado de los alfajores.
ELABORACIÓN DEL RELLENO 
  1. Mezclar 500 gramos de Dulce de leche repostero con licor y reservar.
  2. Armar los alfajores con el dulce de leche ponerlos en una bandeja y llevarlos al congelador hasta el momento del baño, recordemos que la parte de abajo de las galletas son las que quedan para el lado de afuera eso hará que queden bien derechos. 

ELABORACIÓN DEL BAÑO DE CHOCOLATE 
  1. Derretir el chocolate a baño María o en microondas como mejor te guste, cuando el chocolate ya esté en su punto tomaremos la naranja y comenzaremos a presionar la cáscara con la parte de atrás de un cuchillo para poder sacar el aceite de la piel de la naranja e iremos incorporando al chocolate que tenemos derretido y así seguiremos tratando de sacarle la esencia de la piel de la naranja e incorporándose al chocolate hasta llegar a el sabor deseado. Hay quien usa la piel de la naranja rallada, pero no te quedarán lisos sino con rugosidades. 
  2. Agregamos el aceite de girasol y mezclamos bien ya está listo para el baño. 
  3. Bañamos los alfajores y le quitamos el excedente de chocolate seguidamente lo apoyaremos en una rejilla para que siga escurriendo el baño de chocolate golpeamos un poquito la rejilla  hasta que no caiga más chocolate, seguidamente lo pondremos sobre un papel  de horno y lo dejaremos secar.

Paris Brest de café.

Añadir título

Este es el resultado del  3º reto #Dale1vueltaa que un grupo de blogger de Gran Canaria tenemos para hacer distintas versiones, lo más diferente posible de alguna receta dulce. En esta ocasión la anfitriona es Esther de de Repostería con emoción y su propuesta era darle la vuelta a la receta de Paris Brest. El único requisito que puso es que el dulce estuviese inspirado claramente en la corona Paris Brest.  Esta es una receta clásica  francesa que recibe su nombre en honor a la carrera de bicicletas que se realizó entre las ciudades de París y Brest en 1891.  La forma del pastel representa una rueda de bicicleta.
En mi caso la vuelta a la receta ha sido únicamente en el relleno que hice una ganache intensa de café, porque el relleno auténtico es de una praliné de avellanas y crema muselina de chocolate. 
No es una receta aconsejada para principiantes ni para quien tenga poco tiempo. La masa choux tiene un punto de amasado que tiene cierta dificultad. Te puedo decir que a mi me toco hacer la masa dos veces y a otro de nuestros participantes toda una tarde con varios intentos.

Participan en el reto: 
Esther, de Repostería con emoción   con un Paris Brest Otoñal 
Irmina, de El zurrón de los postres   con París Brest con craquelín de Té Matcha y Cacao.
Teresa, de La cocina de Tesa   con unos Petit Paris Brest
Déborah de Mi toque en la cocina  con unos Paris Brest cupcake
Cristina, de Edana cuenta  con unas Bicis París Brest.
Iván, de Panes con garra   con un Bagel Paris Brest
Y yo, con esta receta.


INGREDIENTES PARA LA GANACHE DE CHOCOLATE BLANCO Y CAFÉ. 

  • 200 g de chocolate blanco
  • 350 g de nata 35%
  • 10 g de café soluble tipo nescafé. (Al gusto, puedes añadir más o menos según tu gusto)
ELABORACIÓN 
  1. Calentar  la mitad de nata con el café soluble. Cuando este último esté disuelto, Verter el chocolate blanco  disolver e  incorporar el resto de nata fría. Mezclar bien hasta que esté perfectamente disuelta.  
  2. Cubrir con film al contacto y dejar reposar en la nevera durante la noche.
  3. Montar batiendo como una nata normal. 
INGREDIENTES PARA LA MASA CHOUX
  • 250 g. Leche
  • 75 g. Harina fuerte
  • 65 g. Harina floja
  • 125 g. Mantequilla
  • 5 Huevos medianos ( 55 g de peso por huevo )
  • 5 g. Azúcar
  • 2 g. Sal. 
ELABORACIÓN
  1. Ponemos a hervir la leche, la sal, el azúcar  y la mantequilla
  2. Cuando hierva retirar del fuego y echar de golpe la harina y poner de nuevo al fuego hasta que se despegue la mezcla de las paredes del caldero. Ahora aparta del fuego de nuevo.
  3. Mezcla con una espátula  ve echando los huevos de poco en poco y mezcla bien con una espátula. No eches más huevo hasta que no esté bien bien absorbida la cantidad anterior.
  4. Seguimos trabajando la masa hasta que esté lisa y homogénea.
  5. Precalentamos  el horno a 180ºC. 
  6. Metemos la masa  en una manga pastelera. Y en la bandeja del horno que previamente habremos cubierto con papel vegetal hacemos un circulo con la masa, otra segunda alrededor de la anterior sin separación alguna y una tercera encima de ambas, justo en medio. 
  7. Le añadimos por encima las almendras que en este caso yo las puse fileteadas y con piel y horneamos 40 minutos aproximadamente, a 180º C.
  8. Cuando falten 10 minutos para terminar la cocción, entre abrimos un poco la puerta del horno, para que la masa se seque bien. Retiramos del horno y dejamos enfriar.
  9. Abrimos por la mitad la corona de masa choux . Y a continuación rellenamos con la manga como Ponemos la tapa. Espolvoreamos por encima con azúcar glas, y decoramos como más nos guste en este caso utilicé unos granos de café que realmente son de chocolate y unas flores comestibles, que en esta ocasión tenía claveles chinos o clavellinas. 

El límite con las flores comestibles.

 

Durante alguna semanas me he entretenido en secar  flores comestibles. De la manera más sencilla  posible, simplemente colocando las flores entre dos hojas de papel de horno y luego guardandolas dentro de un libro al que le pondremos más libros o peso encima para hacer de prensa. Y dejar sin tocar durante un par de semanas. 

Hoy  por fin me decidí a utilizarlas y como pensaba que destacarían mucho más sobre un postre obscuro no se me ocurrió otra cosa que hacer un enorme alfajor, ese dulce argentino delicioso relleno de dulce de leche. La receta del dulce la pondré otro día, con unos alfajores de tamaño y aspecto más normal que también hice.

Hoy me quería centrar en cual creemos que es el límite a la hora de utilizar flores en la comida. ¿Podemos poner tantas que lleguen a cubrir todo el plato como en este caso? ¿Solo unas pocas para decorar y sin que el aroma sea demasiado fuerte? ¿Valen todas, frescas y secas con tal que el plato quede bonito?  ¿Acaso no nos estaremos pasando de ñoñas y cursis con tantas florecitas en la comida ?

No se que pensarán ustedes, pero a mi este tremendo alfajor, lejos de atraerme  y apetecerme pegarle un mordisco me ha producido cierto rechazo. No se si el límite está en las flores frescas y dejar las secas y prensadas para los cuadros, o el exceso pero la realidad es que me apetece todo menos comerlo.  ¡Me interesa tu opinión! ¿Y tu que piensas?

Flor de hinojo.


Decorar platos con flores comestibles

Tiene el mismo sabor que el hinojo pero bastante más suave, es decir un sabor anisado, que según los expertos  limpia la boca de otros sabores.

De un bonito color  verde amarillento, presenta un sabor anisado con un sabor sutil de regaliz,  indican otras publicaciones y que combina muy bien en preparaciones dulces y sopas.

Aquellos que más entienden de maridaje dice que va de maravilla con aguacate, ajo, cacahuete, cerdo, coco, comino, cordero, guindilla, lima, limón, mango, marisco, menta, naranja, patata, perejil, pescado blanco, piña tropical, pollo, queso de cabra, sandía, semilla de cilantro, tomate.

Perfecto para platos de cocina árabe y todo aquello donde habitualmente utilizas hinojo o semillas de anís, por ejemplo ensaladas de frutas y repostería. 

Siempre escuchaba en casa que  la Flor Hinojo es digestiva, pero además he encontrado en distintas publicaciones que  se considera como un gran antioxidante. Su riqueza en minerales, calcio y magnesio y capacidad para  reducir el nivel de colesterol, previniendo el riesgo de enfermedades coronarias, como el infarto o las hemorragias cerebrales.
Flor con sabor anisado

Tarta de queso y maracuyá. Flor de Tagete


Decorando postres con flores comestibles. Tagetes

Una tarta de las sencillitas y sin horno, para estos días de calor del final del verano.  Lo aviso, no sabe para nada a leche condensada. A mi no me gusta y por eso tenía miedo a utilizarla, pero de verdad que no vas a encontrar ni un resquicio de ese intenso sabor. 
En esta ocasión las flores son exclusivamente decorativas. Unos tagetes o topetes. 

INGREDIENTES 

Para la base:
  • 250 g de galletas oreo
  • 100 g de mantequilla

Para el relleno:
  • 450 g de queso mascarpone
  • 500 g de nata montada
  • 250 g de pulpa de maracuyá sin semillas
  • 400 g de leche condensada
  • 15 g de gelatina sin sabor equivale 9 hojas

Para la cobertura:
  • 100 g de pulpa de maracuya con semillas
  • 50 g de azúcar
  • 1 Cucharada maicena 

INSTRUCCIONES
  1. Machacamos las galletas oreo y mezclamos con la mantequilla derretida.
  2. Colocar en la base  de un molde desmontable o un aro de 20 cm. si la quieres tan alta como la que yo hice, pero puedes llegar a 23 y te quedará igual de estupenda. 
  3. En un cacharrito batir el queso crema a temperatura ambiente con la leche condensada. Apartar unas cucharadas de pulpa para mezclar luego con la gelatina, y verter el resto de pulpa.
  4. Montar la nata e integrar a la preparación con espátula en sentidos envolventes para mantener el aire que hemos incluido a la nata.
  5. Poner a hidratar la gelatina y fundida en el microondas  en un poco de pulpa que hemos apartado antes. 
  6. Llevar al congelador mientras.
  7. Hervir la pulpa con semillas con el azúcar y la cucharada de maizena por un minuto, verás que se vuelve casi transparente
  8. Enfriar.
  9. Verterlo sobre la tarta y a la nevera.
  10. Decorar. En este caso utilicé unas frutas de physalis y unas flores de topetes o tageres.



Petit fours Dobos. Con flores de romero

Petit four con romero
Pués ya vamos por el segundo reto  #dale1vueltaa,  que como comenté en la receta del primero, hemos creado un grupo de bloggers de cocina de Gran Canaria.  La cuestión está en hacer una versión de un postre propuesto por uno de los integrantes del grupo, cumpliendo con los requisitos que imponga y que pueden variar según el anfitrión que rota mensualmente.
Publicaremos las recetas el día 15 de cada mes, en nuestros blogs y en redes sociales con el hashtag #dale1vueltaa. 
En esta ocasión le tocó proponer reto y poner condiciones a Irmina, de El zurrón de los postres y su propuesta era una de las tartas más clásica de Hungría, concretamente del siglo XIX una tarta Dobos. En principio es una tarta muy sencilla, no olvidemos que hace más de 100 años las técnicas de repostería y los utensilios nada tenían que ver con lo de ahora, así que casi todos los dulces clásicos no suelen tener demasiada complicación, a menos que con esa misma receta te empeñes en  darle "una vuelta".
Los requisitos que puso Irmina fueron que llevase al menos 5 capas de bizcocho,  una crema de chocolate entre ellas y de adorno caramelo.  Y con esos 3 requerimientos han salido todos estos postres diferentes. 

En el reto han participado:
Déborah de Mi toque en la cocina con Mini dobos de chocolate.
Teresa, de La cocina de Tesa  y una Copa Dobos
Esther, de Repostería con emoción  con una Dobos Ball
Irmina, de El zurrón de los postres  con Pastel Dobos.
Cristina, de Edana cuenta con su pastelitos Dobos
Iván, de Panes con garra y una piruleta Dobos
Y yo, con estos pequeñísimos pastelitos Dobos.

Pues a lo que vamos, a la receta, cumpliendo los requisitos de Irmina  se me ocurrió hacer unos  dulces mini, que he llamado  petit four  Dobos.
El caramelo en este caso es el baño que los recubre. Y el interior según lo previsto 5 capas de un finísimo bizcocho que confieso se me partían al manejarlos, porque me empeñe en que midieran  4x4 cm. que es como realmente son los auténticos petit four, unas miniaturas que se cojen con los dedos y como mucho de dos bocados. 

Y para ajustarlo al estilo de este blog donde todo llevan flores o hierbas, al bizcocho le incorporé romero, que cuadra estupendamente con el chocolate. Los bizcochitos  no necesitaron almíbar, eran suficientemente jugosos con la almendra y con el abundante baño de caramelo, como para resultar muy agradables y suaves en la boca. Pero aún así probé a pincelar algunos con un licor de almendras que intensifican el sabor.
Flor comestible en postre

INGREDIENTES BIZCOCHO

125 g azúcar
125 g almendra molida
3 huevos enteros
20 g harina
20 g mantequilla derretida
2 claras (además de los 3 huevos enteros)
½ cucharadita de hojas de romero finamente picadas (opcional)
unas pinceladas con Amaretto (opcional)

INGREDIENTES GANACHE DE CHOCOLATE

100 gr de nata 35 % de materia grasa
125 de chocolate  mínimo 55 % cacao
20 gr de mantequilla en pomada

INGREDIENTES PARA EL GLASEADO DE CARAMELO

Para el glaseado de caramelo
175 g azúcar
175 g agua
150 g nata
12 g de maizena
4 hojas de gelatina

Petit four de chocolate y caramelo con romero

PREPARACIÓN DEL BIZCOCHO
  1. Encendemos el horno, calor arriba y abajo a 180ª
  2. Preparamos la bandeja convencional del horno poniendo  en el fondo un papel vegetal.
  3. Batimos las  dos claras a punto de nieve  con la  mitad de azúcar  y apartamos.
  4. En  otro cacharrito colocamos los huevos enteros, la almendra molida y la  otra mitad del azúcar y batimos hasta obtener una mezcla espumosa y que doble su volumen. 
  5. Añadimos la mantequilla derretida y mezclamos.
  6. Incorporamos las clara batidas que teníamos reservadas.
  7. Añadimos por último la harina de maíz tamizando con  un colador.
  8. Repartimos la masa sobre la bandeja.
  9. Hornear unos 10-12 minutos  hasta que pinchemos y veamos que está bien cocida
  10. Sacamos del horno, volcamos sobre la encimera y con cuidado retiramos el papel. 
  11. Dejamos enfriar. 
PREPARACIÓN DEL RELLENO. GANACHE DE CHOCOLATE
  1. En un recipiente colocamos la nata y calentamos.
  2. Cuando empiece a hervir retiramos del fuego, incorporamos el chocolate y con una espátula integramos. 
  3. Incorporamos la mantequilla, terminamos de mezclar y tapamos con un film de plástico.
  4. Reservamos fuera de la nevera.
PREPARACIÓN DEL GLASEADO DE CARAMELO
  1. Ponemos la gelatina en agua fría para que se ablande. 
  2. Ponemos al fuego en una sartén o caldero pequeño el azúcar.
  3. Intentaremos no tocar mientras se funde el azúcar pero si lo hacemos que no sea con metal sino,  con una cuchara de madera hasta que se derrita y tome un color de caramelo tostado.
  4. Con el fuego bajo añadimos el agua, removiendo rápidamente.
  5. Ahora  la nata líquida y removemos bien.
  6. Disolvemos la maicena en 2 cucharadas de agua y se lo añadimos removiendo y  dejando  hervir hasta que espese.
  7. Por último añadimos la gelatina bien escurrida mientras removemos.
  8. Dejamos enfriar y no lo utilizamos hasta que esté totalmente frío a unos 25 grados. Si lo usas antes escurrirá y no cubrirá el pastelito y si lo usas mucho más frío no resbalará y se quedará todo en la parte alta.
Ahora solo queda montar, entendiendo la ganache de chocolate sobre el bizcocho y así tantas capas como tu quieras. Yo quise hacer pastelitos de 4X4 cm. Así que montar las capas untadas en el ganache de chocolate y cortar para luego colocar sobre un rejilla donde le verteremos  el glaseado.
Si te da miedo  a que se desmorone puedes congelarlo unas horas y una vez duro se corta mucho mejor.
Y ahora solo queda darle un toque con la decoración que en este caso han sido unas preciosas mini flores del romero.
Flores de romero para decorar postre.


Tamarillos o tomates de árbol al vino tinto


 ¡Confieso que no conocía esta fruta hasta hace unos días! Me apareció mi hija  privada con esta fruta que le habían regalado unos amigos de la isla  vecina de Tenerife, diciendo que se llaman tamarillos o tomate de árbol. Sabe de mi afición a probar todo lo nuevo y distinto, así que vino cargando con unos 20 frutos para que los probase y disfrutase buscandoles alguna alternativa culinaria.
Después de ponerme las pilas buscando información y destrozando el primer ejemplar,  me entero que es de lo más habitual en Colombia y que tiene multitud de propiedades entre ellas reduce el colesterol.
La decoración tenía que ser algo sencilla ya que de por sí llama la atención por su forma, así que nada mas sencillo que unos pétalos de geranios. 



INGREDIENTES
  • tamarillos tantos como quieras preparar
  • 1 taza de vino tinto aproximadamente, debe casi cubrir la fruta
  • 1/2 taza de azúcar morena o blanca si no tienes morena
  • 1 anís estrellado
  • 1 rama de canela
  • piel de naranja
  • mascarpone o nata montada

ELABORACIÓN
  1. Ponemos  a hervir agua y una vez esté hirviendo  sumergimos  los tamarillos durante 3 minutos,  los sacamos y  quitamos la piel con cuidado dejando intactos los rabitos
  2. Ahora ponemos a hervir  los tamarillos con el vino tinto y el azúcar en una cacerola, el anís estrellado,  la canela y la piel de naranja.
  3. Los ponemos  pero hirviendo flojito durante 15 o 20  minutos.
  4. Saque la fruta y apartamos.
  5. Llevamos el almíbar  restante a ebullición y cocinamos a fuego lento hasta que esté espeso. 
  6. Sirve los tamarillos en un buen baño del propio almíbar con una cucharada de mascarpone,  simplemente nata montada o helado de vainilla. En esta ocasión decoramos con unos pétalos de geranios. 

Flor de clavel chino

Flores para decorar los platos. Clavel chino

De todos los colores, con pétalos de colores rosas, rojos y blancos y  con forma dentada.

¿A qué sabe?.... pues es algo dulce o quizás alimonado, hace salivar según dicen los enterados en la materia y que yo no llego a percibir. Mientras, otros dicen que según la especie, tiene un sabor especiado que recuerda al clavo y a la pimienta. 

Maridan por lo visto de maravilla con aguacate, ajo, cacahuete, cerdo, coco, comino, cordero, guindilla, lima, limón, mango, marisco, menta, naranja, patata, perejil, pescado blanco, piña tropical, pollo, queso de cabra, sandía, semilla de cilantro, tomate.

Y perfecto para usar como decoración de platos, ensaladas. También puedes probar en mantequillas o en recetas dulces  incrustadas en  galletas de mantequilla. 

Recuerda que se utilizan sólo los pétalos y siempre eliminando todo lo verde. Y lavandola bien, no olvidemos que las flores que debemos usar deben venir de fincas o jardines libre de pesticidas e insecticidas, por lo tanto es fácil que te encuentres algún pequeño insecto entre sus pétalos.

No olvides plantarla a pleno sol o al menos en un lugar con mucha luz  y verás como se multiplica fácilmente por semillas durante la primavera.  No olvides  quitar las flores ya marchitas  así nos aseguramos  una floración casi continua,  además que ayuda a dar vitalidad a la planta en general.

Nutricionalmente nos informan en las publicaciones expertas en la materia, que de la flor del clavel hay que destacar su alto contenido en proteínas, almidones, aminoácidos, vitaminas A, B, C, E y minerales.
Flores comestibles

Flor boca de dragón o Antirrhinum.



boca de dragón flor comestible

El nombre oficial de esta flor comestible es  Antirrhinum, pero  en Canarias la mayoría la conocemos por conejito, aunque el nombre más popular en otros lugares es boca de dragón,  por la forma tan peculiar que tiene. Si aprietas entre tus dedos por la parte de atrás se abre como  una boca de un pequeño animal. 

Esta flor las hay en una grandísima variedad  de colores: rosa, granate o morado, blanco, amarillo, naranja o incluso matizadas como en la foto. 

Su forma es curiosa y la disposición de sus pétalos la hacen  hueca y acampanada,  haciendo que las puedes rellenar con cremas de distintos sabores y preparar divertidos aperitivos como en esta receta o simplemente utilizarla para decorar tus platos sorprendiendo a tus invitados.

Su sabor es un poco ácido tirando quizás a amargoso, pero no le quita sabor al ingrediente principal de tus platos, donde será el complemento perfecto por el colorido. Su intensidad  será distinta  según la especie que sea, de suave a muy fuerte. Resulta una flor perfecta para carnes, pescados, guisos, ensaladas e incluso postres. 

Para consumir no olvides eliminar la parte verde trasera que al tirar de él te llevarás los estambres que pueden amargar, conservando únicamente los pétalos que no se deforman en absoluto con la maniobra.

Decorar tus platos con flores comestibles

A mi me gusta ponerlas unos minutos de remojo en agua antes de usar, porque no olvidemos que todas deben venir de cultivos bio, de manera que no hay insecticidas y es posible que dentro se esconda alguna diminuta hormiga que no es agradable encontrarse más tarde. Así que la mejor en agua y luego dejar escurrir en un papel de cocina.

Decorar  los platos con flores



Es una planta que crece sin dificultad en cualquier tipo de suelo, pero a pleno sol incluso en tierras con poco sustrato, en parterres o macetas. En cuanto al riego, necesitan un riego moderado, más frecuente en los meses de verano o cuando las temperaturas son más altas.

Dicen los entendidos en la materia que entre sus cualidades medicinales destacan las siguientes: emoliente, astringente, diurético, tónico hepático, anti inflamatorio. También se utiliza para tratar afecciones como hemorroides, colitis, úlceras en la boca o piel agrietada.  Poniendo  a cocer la flor en 1 litro de agua, dejamos reposar 3 minutos para y cuando esté fría  enfriado hacer gárgaras.

Te dejo alguna receta con los conejitos:
Aperitivos o canapés 

Flores de colores comestibles.


Aperitivos o canapés con flores comestibles.

Canapés con queso philadelphia y flores

Esta mañana nos fuimos a dar un paseo a la finca zanahoria de Paco y Rosy. Además de gusto de pasear entre las flores y las verduras charlando con ellos, me traje un precioso ramo de flores y un puñado de flores comestibles, en esta ocasión unos Antirrhinum, más conocidos como Conejitos o Boca de Dragón. 

Solamente pensaba fotografiarlos para explicar un poco de qué flores se trataba, pero mientras las lavaba solo podía pensar en cómo utilizarlas y sobre la marcha decidí preparar con ellas unos aperitivos.

Canapés con queso y flores
Primero no olvides lavarlos y quitar la parte verde trasera, sépalos, que al tirar de ella verás que arrastra y saca los estambres. 

A mi me gusta dejarlos un ratito en agua, porque no olvidemos que deben provenir de fincas donde no hayan sido tratados con ningún tipo de productos químicos por lo tanto es posible que al dejarlass en agua salga algún pequeño insecto escondido entre sus pétalos, quizás alguna diminuta hormiga. 

Unas las rellenas de queso philadelphia y berberechos de lata, otro con hummus y semillas, otras con queso y hierbas solamente y las otras las coloqué sobre una galleta craker integral donde había puesto queso camembert y en otra unos pimientos confitados.

¿Que si tenía invitados? en absoluto solo por el placer de probar que tal y comer los canapés más bonitos del mundo.
Aperitivos decorados con flores comestibles