Otros Post

Tartaleta con crema de lavanda y melocotón.

Imagina esos campos de Lavanda del sur de Francia. Tremendos terrenos de color lila que desprenden un maravilloso olor al atardecer. Pués mientras te comes un pedazo de esta tartaleta cierra los ojos y serás capaz de transportarte. Una sencilla receta que pueden hacer aún más sencilla si compras ya preparada la masa quebrada en la zona de refrigerados de tu supermercado. No voy a decir marcas, aunque tengo mis preferidas, pero si te aconsejo que no caigas en la tentación de usarla congelada, ahí si que te equivocarás mucho, porque la diferencia entre refrigerada o congelada es abismal en el sabor. Sin embargo no noto tanta diferencia entre la refrigerada y la elaborada por nosotros. Te va a encantar el sutil y perfumado olor-sabor de esta crema pastelera de lavanda. 

INGREDIENTES:
Para la pasta o masa quebrada:
  • 200 gr de harina
  • 100 gr de mantequilla
  • 1 huevo
  • 1 cucharadas de agua
  • 1 cucharada de azúcar
  • Una pizca de sal
Para la crema de lavanda:
  • 500 ml. de leche entera
  • 4 yemas de huevo
  • 120 gr. de azúcar
  • 40 gr. de maizena
  • 2 cucharadas colmadas de flores secas o 2 o 3 ramitas de flores frescas de lavanda
  • 1 cascara de limón

PREPARACIÓN:
  1. Preparamos la masa quebrada
  2. En un cuenco ponemos la harina con  con la mantequilla fría y mezclamos con los dedos añadimos el resto de ingredientes, el azúcar, el huevo y una pizca de sal.  Continuamos trabajando la masa con los dedos hasta que quede todo homogéneo  y podamos hacer una bola con ella que guardamos en la nevera durante un ratito, mientras hacemos la crema.
  3. Empezamos la crema aromatizando la leche poniéndola  a hervir,  añadimos las flores de  lavanda un minutito y apartamos dejando infusionar bien hasta que enfríe.
  4. En una vasija mezclamos el azúcar, las yemas y la maicena y con unas varillas mezclamos bien.
  5. Vertemos poco a poco la leche sin dejar de remover y ponemos a fuego lento, removiendo  hasta que espese.
  6. Dejamos enfriar.
  7. Encendemos el horno a 180º.
  8. Mientras vamos cortando la fruta, en este caso elegimos  melocotones en almíbar.
  9. Ahora solo queda extender la masa con un rodillo para forrar nuestro molde y hornear hasta que esté doradito.
  10. Sacamos el horno, dejamos enfriar antes de desmoldar.
  11. Rellenamos la tartaleta con la crema ponemos la fruta por encima.
  12. Decoramos con más flores de lavanda fresca.

Flores comestibles entre verduras y aromáticas.

Con la tierra preparada después de un verano muy seco llega el momento de empezar a plantar nuestras verduritas, pero siempre mezclada con un montón de flores comestibles. Esta temporada he probado a esparcir directamente en la tierra las semillas de flores, tagetes, cosmos, pensamientos, centaureas, conejitos, claveles chinos, girasoles, lavanda, nada de hacer semilleros, trasplantar y todo ese trabajo, que cuando menos me lo esperaba me distraía un solo día y se echaban a perder, así que directo a tierra y ver como crecen, perfectamente desordenadas.
Ellas harán su trabajo, atraer abejas para que polinicen las verduras, repeler a otros insectos como el pulgón y decorar nuestros platos más sencillos vistiéndolos de gala.
Eso sí, aunque las flores las plantemos desordenadamente, pero teniendo especial cuidado con:
  • Las combinaciones de flores con verduras. 
  • Cuidamos la rotación, no plantamos en el mismo bancal del año pasado, las mismas cosas. 
  • La diversidad, mezclando  las verduras con aromáticas. 
  • Asociaciones favorables por ejemplo, pimientos con albahaca o tomates con perejil y cebollas. 
  • Muchas flores de colores. 
  • Y flores comestibles que además repele insectos; tagetes , caléndulas,  capuchinas, cosmos...

Para empezar, hemos puesto:
  • Cogollos de lechugas entre flores de tagetes y cebollas con algunas plantas de albahacas en los extremos y pimientos, con algunos cosmos.
  • Bok Choy  (como una col china)entre flores de pensamientos
  • Kale morada y blanca (la verdura de moda, es como un colino o berza), entre cebollas rojas y albahacas con flores Tagetes.
  • Tomates, con albahacas y cebollas y Tagetes
  • Cebollas entre flores de Dalia y rúcula.
  • Frambuesas junto a guisantes de olor.
  • Berros de tierra con perejil y flores de cosmos
  • Espinacas con cebollas y Tagetes.
  • Los girasoles los pusimos por todo el borde de los bancales más soleados.
  • Y claveles chinos en medio de las calabazas.
  • Las lavanda en el borde del bancal de las papas.

Tiramisú de cerveza y cerezas

Cremoso postre muy fácil de hacer. Bizcochos borracho en cerveza y cerezas
Fue todo un impulso probar a hacer un tiramisú que no fuese el clásico de café. Es uno de mis postres favoritos y siendo las cerezas una de mis frutas preferidas decidí probar la combinación. Los bizcochitos se humedecen con cerveza de cerezas en vez de café pero a la crema le seguimos incorporando el clásico aroma, pero esta vez batiendo el mascarpone con unas cucharadas de café instantáneo que intensificamos a nuestro gusto (la cantidad indicada es orientativa, es la que yo le puse, pero hubiese admitido al menos otra cucharadita.
Esta receta probaré a hacerla en otra ocasión solamente con cerveza negra, pero eso será en la próxima.
Aquí te dejo una cremosa y adictiva receta que a mi personalmente me pareció una delicia, muy sencilla de hacer e ideal para llevar a fiestas donde necesites postre para mucha gente que podrás hacer el dia antes ya que resulta mejor de un dia para otro porque se intensifican los sabores.

INGREDIENTES
  • 20 Bizcochitos
  • 250 gr. nata montada
  • 500 gr. de queso mascarpone
  • 1 botella de cerveza de cerezas Mort Subite
  • 2 cucharaditas de café instantaneo
  • 3 cucharadas de azúcar
  • 4 cucharadas de cacao en polvo sin azúcar
  • 1 bote de cerezas en almíbar
PREPARACIÓN.
  1. En un cuenco bate la nata hasta montarla con las dos cucharaditas de café instantáneo en polvo.
  2. Bate por otro lado el queso mascarpone con 3 cucharaditas de vainilla y las dos cucharadas de azucar.
  3. Incorpora la mezcla a la nata montada hasta que quede incorporado.
  4. Prepara tu bandeja y moja los bizcochos de uno en uno en la cerveza por ambas caras.
  5. Forra el fondo de la fuente que en este caso me cabía 10 bizcochos por capa.
  6. Pon a escurrir las cerezas  mientras extiendes sobre los bizcochos una capa de crema.
  7. Ahora esparce las cerezas sobre la crema.
  8. Añade otra capa de bizcochos y otra de relleno
  9. Espolvorea con una capa generosa de cacao en polvo y decora como mas te guste. En esta ocasión utilicé unos claveles chinos del mismo color que las cerezas.
  10. Conserva en la nevera.
Sencillo postre con bizcochos, crema de mascarpone y cerezas.

Bizcocho de limón y albahaca

Espojoso bizcocho con ralladura de limón y un puñado de albahaca
Hace unos días tuvimos un encuentro de bloggers de Gran Canaria donde pusimos como reto hacer un queque (bizcocho) con  la receta tradicional del yogurt. Esa receta donde usas 1 yogurt y usando el vasito como medida sigues poniendo la misma medida del yogurt, de aceite, 2 medidas de azúcar y 3 medidas de harina. Fueron 7 queques absolutamente distintos ya que cada cual puso su toque personal. El mío lo denominé DIET usando ingredientes integrales, pero eso lo dejo para otra ocasión, lo que quería transmitir es que me quedé con las ganas de probar esa misma receta pero añadiendo albahaca, aprovechando que está preciosa o incluso floreciendo. Y como no me gusta quedarme con una "matraquilla" en la cabeza, sin haber digerido aún el anterior he encendido el horno para probar este queque sencillo con limón y albahaca.
Como no tenía invitados ni compromiso de ninguna clase, me he permitido probar a usar el horno los primeros 20 minutos solo en la parte de abajo y luego en calor arriba y abajo para ver que tal y el resultado fue correcto, aunque estoy segura que hubiese subido mas si no se hubiese abierto el horno a mitad de cocción por parte de un curioso de la familia.
De todos modos, estaba muy bueno, esponjoso y con un sabor muy fresco y mediterraneo.

INGREDIENTES
  • 1 yogur natural entero, nada de light.
  • 1 medida del vasito de yogurt de aceite de girasol
  • 2 medidas de azucar
  • 3 medidas de harina
  • 3 huevos
  • 1 sobre entero de levadura en polvo
  • 1 limón del que usaremos solo la cascara
  • albahaca a tu gusto. Yo use unas buenas ramas usando solo las hojas
  • sal un pizquito solo (lo que te caben entre los dos dedos)
PREPARACIÓN
  1. Encender el horno a 180º
  2. Untar el molde con mantequilla para que no se peque, pero como así y todo hay veces que se pega, pues últimamente opto por poner en el fondo del molde papel de horno que recorto a la medida.
  3. Pongo los huevos a batir con el azúcar, con varillas, hasta que crezcan mucho y sea como una crema.
  4. Mientras mezclar la harina con la levadura y la sal, para pasarla por un colador o tamiz y así queda mucho más esponjoso. Apartar hasta el momento de usarla.
  5. Cuando la crema de huevos y azúcar ya está, añadimos el aceite, y sin parar de batir el yogurt.
  6. Incorporamos la ralladura del limón y la albahaca
  7. Y por último la harina mezclada con la levadura y la sal, con movimientos envolventes con una espátula o cuchara, no con batidora.
  8. Vertemos en el molde y al horno.Jugoso y suave bizcocho con hojas de albahaca y ralladura de limón

PARFAIT DE HIGOS SECOS

Biscuit de crema inglesa y nata con higos y chocolate caliente
El parfait, según los franceses es una crema que se come congelada. Está elaborado con nata batida y lleva un puré de frutas, llega a ser un helado aunque lo parezca  y tiene una consistencia muy cremosa que casi nunca cristaliza,  por la cantidad de nata que tiene.
Le llamo parfait porque es a lo que más se asemeja, pero normalmente no me gusta llamar a las cosas lo que estrictamente no son y cómo lleva crema inglesa, más parecería un helado, pero como no tengo heladera y por lo tanto nunca tendrá la misma consistencia, pues no podría llamarle helado..¡ufff que lio me estoy haciendo!... y como mejor no poner un nombre que entendidos me corregirán y pondría colorada...pués no se ni como llamarle, pero si lo sirves congelado y en bolas nadie te podrá decir que no es un helado porque el sabor es el mismo y si lo sirves en trozo y con chocolate caliente por encima es un parfait.
Bueno, lo cierto es que aquí les dejo una receta que está buenísima y que te la comas como te la comas vas a triunfar.
La preparación de higos nos sirve  además para otros muchos postres, para rellenar dulces árabes, para galletas, helados o cualquier otro postre que se nos ocurra. Tiene un sabor delicioso con el azahar y la canela,  así que la única limitación es nuestra imaginación.
Postre de higos con crema inglesa y nata montada

PREPARACIÓN:

Para los higos
  • Agua
  • 300 gr. de higos secos sin harina
  • 1 cucharadita de agua a azahar
  • 1 cucharadita de canela
Para la crema  inglesa
  • 8 Yemas de huevos 
  • 250 gr. de leche entera
  • 200 gr. de azúcar
Resto de ingredientes
  • 500 gr. de nata montada
  • chocolate negro para fundir
  • un par de cucharadas de nata líquida para mezclar con el chocolate
Postre con higos bañados con agua de azahar y crema inglesa con nata montada
  1. La noche antes trocear los higos y cubrirlos casi por completo con el agua, la canela y el azahar. Se dejan tapados en un recipiente para que se hidraten y tomen el aroma deseado.
  2. A la mañana siguiente se trituran con el jugo que han soltado, si fuera mucha agua retirar un poco antes de pasarles la batidora y según veamos como está de espeso le podemos añadir.
  3. Preparamos la crema inglesa batiendo las yemas de huevo con el azúcar hasta que doble su volumen y estén de un amarillo muy pálido y esponjosas.
  4. Poner la leche a hervir, volcar sobre las yemas y mezclar, llevar al fuego la preparación, sin dejar de remover, hasta que espese, siempre vigilando la temperatura que no suba de 85º (que no hierva) , si no se estropeara la mezcla. Más o menos cinco minutos, puedes comprobar si está, al pasar el dedo deja rastro. 
  5. Una vez espeso poner en un baño de maria de agua con hielo para que enfríe rápidamente.
  6. Mientras vamos montando la nata, sin azúcar ni nada, solo batir bien para montar. Apartamos y mejor a la nevera si vamos a tardar un poco.
  7. Ahora mezclamos la crema de huevo (crema inglesa) con el preparado de higos y por último la nata montada.
  8. Metemos en el congelador para irlo removiendo cada 30 minutos, de este modo evitamos que se formen cristales que son desagradables y mantenga una consistencia cremosa. 
  9. Una vez tenga una densidad buena, pasamos al molde que más nos guste. Y que siga en el congelador unas horas.
  10. Para decorar y servir fundimos chocolate negro con un par de cucharadas de nata líquida. Las cantidades son al gusto.
Postre de higos con crema inglesa y nata montada con chocolate caliente

Mermelada de pimientos rojos

Sencilla mermelada de pimientos para acompañar queso, tostadas o carnes
¡Perfecta para acompañar la carne o aperitivos en estas fiestas!La flor del pimiento  también es comestible, o al menos yo me la he comido, porque aunque no aparezca en ningún tratado de flores comestibles experimento con mi propia persona y está buena y no pasa nada.
En este caso la usé para hacer unos canapés con queso crema, mermelada y una flore encima que comimos sin ningún problema. Recuerda siempre que las flores se comen solo los pétalos, se quita los estambres y la parte verde. El sabor de la flor es muy suavecita más bien sencillamente decorativa.
Esta mermelada tiene un delicioso sabor algo agridulce por el vinagre que lleva, así que lo mismo sirve para dulce que para salado. Me gustó comerla con queso sobre todo, pero queda perfecta con carne o sencillamente para el desayuno con una tostada.
Después de haber probado la salsa agridulce de pimientos de Cristina del blog Edana cuenta me quedé enganchada al sabor de los pimientos con ese toque dulce y algo agrio, así que le robé la receta y la terminé de adaptar a los ingredientes que tenía en casa y alteré un poco las proporciones para que se convirtiese en esta estupenda mermelada.
Pequeño bocado de mermelada de pimientos con queso crema y pétalos de flores
INGREDIENTES
  • 1kg de pimientos rojos
  • 200 gr. de azúcar
  • 150 de vinagre de manzana
  • 50 vinagre de módena
  • bolitas de pimienta negra al gusto
PREPARACIÓN
  1. Trocear los pimientos en cuadraditos y poner con el azúcar en un a vasija durante al menos 1 hora.
  2. Transcurrido ese tiempo poner al fuego medio y añadir los dos vinagres y las bayas de pimienta.
  3. Al fuego durante aproximadamente 45 minutos, destapado para que evapore el vinagre.
  4. Comprueba que transcurrido ese tiempo ya está tierno el pimiento y si es así todo terminado.
  5. Si te gusta más deshecho pasale la batidora y no olvides que al enfriar espesa bastante.
Sencilla de hacer con pimientos y vinagre, una mermelada agridulce

Mamoul de datiles. Dulces árabes

RELLENAS DE DÁTILES, AGUA DE AZAHAR Y UNA PASTA CRUJIENTE
No les voy a decir que sea una receta sencilla, porque la verdad es que es un poco engorrosa, a mi me pareció que sería la ideal para una tarde de tertulia entre varias personas alrededor de una mesa, charlando y haciendo bolitas, primero con el relleno de dátiles y luego con la masa, pero una cosa es lo que me parezca ideal y otra la realidad. Y la realidad es que las hice yo sola.  Pero el esfuerzo merece la pena, al menos para mi que soy una amante de la dulcería árabe y de vez en cuando un capricho con estas recetas me compensa. Me vuelven loca los dulces intensos de especias, en este caso la canela, el cardamomo y hasta vainilla te transportará a los cuentos de la mil y una noche. He visto otras versiones con agua de azahar supongo que dependerá del país en que se hagan, no será igual Turquía, que Marruecos o como en este caso que es de Somalia y lo que predomina es el cardamomo.
Reconozco que hay páginas y libros Europeos con buenas recetas, pero me gusta ir a web o libros del país origen.  Es como hacer un Tiramisú con una receta de Afganistan, seguramente que esté buena, pero supongo que no es lo mismo que si me pasa a receta un Veneciano. ¡Pero bueno, esto son manías mias!.
Ni les cuento lo que me ha costado que google me lleve a páginas escritas en árabe para luego traducirlas, no había manera, siempre me deriva a páginas situadas en occidente. Es más, llegué al extremo de traducir lo que buscaba al árabe copiar con su propia escritura y ponerla así en el buscador y así y todo me llevó a una web escrita en árabe pero en occidente.
Pero por fin lo logré,  es de un matrimonio Somalí afincado en Canadá, que tenían una web, Xawaash (picante, en somalí)  que me parece estupenda,  les dejo el enlace porque el video para la confección me parece indispensable. La verdad es que la receta mereció la pena, me salió estupenda y un sabor delicioso.
CRUJIENTE GALLETA RELLENA DE DÁTILES Y AROMAS ÁRABES

INGREDIENTES  para el relleno de dátiles a mi me salieron 50
  • 255 gr. de dátiles picados
  • ¼ cucharadita de cardamomo molido. En esta caso los machaqué al momento.
  • ¼ cucharadita de canela
  • 1 cucharada de mantequilla dorada
para la pasta
  • 252 gr. de sémola fina
  • 210 gr. de harina
  • 100 gramos de azúcar
  • ½ cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de polvo de hornear
  • ½ cucharadita de azúcar de vainilla 
  • 220 gr de mantequilla fundida
  • 120 gr. de leche
  • 2 cucharadas de azúcar glasé

PREPARACIÓN
  1. En una sartén a fuego medio, poner la mantequilla, dejar dorar un poco y echar los dátiles, el cardamomo, la canela. Cocinar por 3 minutos. 
  2. Depositar la masa en un plato para en cuanto enfríe empezar a hacer 50 bolas pequeñitas que irán dentro de la masa.
  3. Mezclar la sémola, la harina, el azúcar, la sal, el polvo de hornear y el azúcar de vainilla.
  4. Agregue la mantequilla y mezcle bien. Yo utilicé una batidora de pie con el gancho de amasado.
  5. Agregar la leche y mezcle bien sin trabajar demasiado la masa.
  6. Divide la masa en otras 50 bolitas, pero esta vez mayores, de manera que quepan dentro las que hemos hecho con los dátiles.  
  7. Extiende cada pieza en la palma de tu mano y luego coloca una bolita de dátil dentro de ella y redondear con las manos. 
  8. Usando un molde maamoul, si lo tienes, presiona la masa rellena firmemente con la palma de su mano y si no tienes molde pues con las masnos haces la bolita y la aplastas un poco para darle forma de galleta.
  9. Invierta el molde y golpee el borde con una toalla de cocina para liberar la galleta. 
  10. Ponerlos en una bandeja para hornear con papel de horno y al fuego durante 20 minutos a 190 º
MAMUL DE DÁTILES UNA RECETA ÁRABE DE PASTAS PARA EL TÉ O CAFÉ