Otros Post

Flor de Tomillo limonero

Tomillo limón
El tomillo limón es una planta perenne con hojas muy pequeñas casi diminutas muy aromáticas, tanto o quizás mas que el tomillo simple. Normalmente florece en primavera y verano, con una micro flores de color lila claro con el mismo aroma y sabor que las hojas y ramas, con una forma muy bonita que decora elegantemente tus postres y platos.
Se emplea muchísimo como planta medicinal, de hecho la típica receta de miel, tomillo y limón para la garganta gana muchísimo si el tomillo es de este tipo, pero sobre todo es apreciado como condimento culinario.

  • En el huerto: indispensable por su poder de atracción de insectos que ayudan a la polinización como las abejas que se sienten atraídas por sus flores y por su aroma. Además repele plagas de insectos como los  pulgones, moscas blancas y otros insectos perjudiciales ya que su aroma les desagrada. Sus flores son atrayentes para para las abejas, mariposas y sarantontones (mariquitas) que son los mejores depredadores naturales de pulgones, ayudandonos de este modo a mantener sano nuestro jardín.
  • En la cocina: Se utiliza principalmente como hierba aromática culinaria, sus hojas de color verde oscuro con vetas amarillo claro ofrecen un fuerte aroma a limón. He leído que el tomillo limón forma junto con el perejil y la hoja de laurel son un trío inseparable. Es condimento perfecto para todos los sofritos, las verduras, el pescado, las aves y la carne.  A mi me encanta con berenjenas o calabacín. En repostería  yo lo uso especialmente en bizcochos y postres donde queramos intensificar un aroma de cítrico y el cásico tomillo, me encanta  por ese aroma a campo y limón.

Es una planta que puedes recolectar y secar en una habitación cálida y bien ventilada y así la tienes disponible todo el año en tu despensa.

Nuestras recetas:
Tomillo limón


Queque Inglés con frutas, decorado con tomillo limonero

Cake de frutas
En esta receta las flores solo están en la decoración. Unas micro flores de tomillo limonero. Está tan rica y la combinación de sabores es tan perfecta que no podemos estropearla añadiendo nada mas.
Es el típico queque ingles que cuando era pequeña no podía soportar, toda esa cantidad de tropezones. Mi tierra Canaria tiene una gran influencia del Reino Unido, por eso era frecuente en las casas hacer estos queques cargados de pasas y todo tipo de frutos secos.
No se exactamente porque no me gustaba si era por el intenso olor a ron o por la cantidad de pasas y frutas escarchadas que llevaba dentro, pero que después de probar este solo pienso que me he perdido un lujo durante muchos años.
Es curiosa la cantidad de frutas que lleva y que sin embargo siga teniendo la consistencia de un queque.

INGREDIENTES
  • 200 gr. mantequilla
  • 200 gr. azúcar 
  • 4 huevos (220 g) 
  • 1 cucharada de miel ralladura de la piel de un limón y el jugo 
  • 300 gr. harina 
  • 15 gr. de levadura en polvo (1 cucharadita de café) 
  • 150 gr. pasas sin semillas
  • 100 gr. de arándanos secos 
  • 150 gr. de nueces 
  • 100 gr. de fruta confitada. Yo tenía papaya. 
  • 100 cc de ron 
Cake de frutas
PREPARACIÓN
  1. Lo primero fue poner la fruta en el ron y meterlo al microondas durante 2 minutos, dejando enfriar tapado, mientras preparaba el resto de las cosas. 
  2. Untamos en mantequilla el molde y metemos en la nevera mientras preparamos el resto. 
  3. Batimos la mantequilla con el azúcar, añadimos la miel, la ralladura y el jugo del limón durante un rato hasta que se forme una crema. 
  4. Vamos incorporando los huevos de uno en uno sin parar de batir. 
  5. Tamizamos la harina con el la levadura. 
  6. Paramos de batir y con la espátula añadimos a la crema anterior en movimientos envolventes. La masa no se debe trabajar mucho. 
  7. Añadimos las frutas con el ron y luego las nueces que hemos espolvoreado con un poco de harina.
  8. Vertemos en el molde y se puede decorar la superficie con nueces. 
  9. Hornear en horno 170° C por 50 minutos. 
  10. Dejar enfriar en el molde por 5 minutos, desmoldar y dejar enfriar sobre rejilla. Una vez frio decidí decorarlo con un glaseado de zumo de limón, azúcar glas y unas micro florecitas de tomillo limonero.
Cake de frutas
Receta de Osvaldo Gross 

¿Cuando es demasiado en decoración del huerto-jardín?


Calabaza pintada (Casa para hadas)
Igual te preguntas ¿Porqué un blog de dulces y jardín a la vez? ¿Qué puede tener en común estas dos aficiones? Mucho, muchísimo.
Me gusta lo bonito, las cosas agradables a la vista y la repostería es bonita siempre. Los acabados de los dulces siempre son estéticos y hermosos, igual que un jardín lleno de flores y colores. Los dulces siempre, siempre huelen de maravilla. Toda la casa se impregna de un delicioso sabor cuando hay algo en el horno. El azúcar caliente, la vainilla, la canela, el limón…todo huele de manera deliciosa, igual que huelen las flores. ¿Te has fijado que lo que acabo de citar proviene de un huerto o un jardín? La vainilla nace de una orquídea, la canela es la corteza de un árbol, la propia harina es un cereal que igual que el resto tiene su origen en la tierra, y así la mayoría de los ingredientes con los que hacemos un pastel.
Piedras pintadas (espanta lagartos)
Hay quién piensa que la parte decorativa sobra en los pasteles y que lo importante es solo el sabor. Yo no estoy de acuerdo, la mayoría comemos con los ojos y es difícil que algo que no te resulta atractivo te apetezca comerlo.
Pues con el huerto igual. Si podemos poner unos girasoles junto a unas papas por ejemplo, le damos un aspecto precioso o incluso infantil al huerto por la altura que llegan a alcanzar, es comestible incluso sus raíces  y a la vez  combinan perfectamente mejorando el rendimiento y previniendo plagas. Y lo mismo con unos Cosmos que van del blanco al fucsia pasando por el rosa, el rojo y sus distintas intensidades que además de color atrae insectos. La caléndula de un color maravillosamente naranja intenso, sustituto muchas veces del azafrán.
Calabaza pintada (vivienda de gnomos)
¿Y cuando es suficiente o incluso demasiado en la decoración de un dulce o un jardín? En un dulce lo tengo mas claro, soy de las que piensa eso de ...menos es mas. ¿Pero en el jardín? me sale la vena infantil y eso si que es peligroso.
Mis hijos dicen que ya es suficiente. Además de flores de todos los colores, tengp casitas para los pájaros, bebederos para los lagartos, piedras de la playa pintadas de sarantontones (mariquitas) para ahuyentar a no sabemos bien quién,  otras piedras con los nombres de las verduras y lo último son calabazas de agua pintadas como casas para los elfos, gnomos y hadas que si existen seguro que les encantará tener donde guarecerse.  ¿Me estaré pasando? la verdad, es que no me importa, esto es solo un juego donde las normas las pongo yo.
Para cuando mandas a tu marido a buscar algo y no lo encuentra.

Torrijas perfumadas con flor de azahar

Torrijas con azahár
Después de leerme centenares de recetas sobre torrijas llegué a la conclusión que este año cambiaría la receta tradicional de casa de mi madre por algo un poco mas innovador.
Sin perder la esencia del pan, leche, huevos y azúcar me metí en la cocina después con la única idea clara de querer aprovechar las últimas flores de azahar que quedaban en el naranjo de casa.
Le recorté un poco al pan toda la parte mas dura y le intenté dar una forma redondita a la miga. La leche la puse a infusionar con 5 flores frescas de azahar  y en vez de pasar primero el pan por la leche como se hacía tradicionalmente en mi casa, hice como un ponche de leche, huevo batido y azúcar donde empapé durante un buen rato el pan, casi media hora.
Y no las freí en aceite, en esta ocasión fue caramelizarlas en una mezcla de mantequilla y azúcar. Algo mas parecidas a unas tostadas francesas.
En resumidas cuentas, unas torrijas con un perfume riquísimo a azahar que elimina el sabor a leche que tan poco me gusta.
Está claro que si no tienes un naranjo a mano esta misma receta la puedes hacer sin problema, puedes tirar de agua de azahar de la que se vende en las farmacias, o esencia de azahar del supermercado.
Las cantidades son un poco a ojo, porque no las pesé ni medí y me dio justitas para dos grandes y cuatro pequeñas.

INGREDIENTES
  • Pan de miga compacta. Yo compré un pan de pueblo y pedí que me lo cortasen con la máquina.
  • 1 huevo
  • 500 ml de leche entera
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 1 palito de canela
  • 5 flores frescas de cítrico o se puede sustituir por agua o esencia de azahar
  • 1 trozo de mantequilla 
  • 3 cucharadas mas de azúcar para caramelizarlas.
PREPARACIÓN
  1. Antes que nada ponemos a hervir la leche junto con el azúcar y la canela.
  2. Cuando hierva, apartamos y añadimos las flores, dejando enfriar del todo.
  3. Mientras preparamos el pan según nuestro gusto. Yo lo corté en redondeles porque los bordes estaban muy duros.
  4. Batimos el huevo como para tortilla y lo mezclamos con la leche infusionada que debe estar a temperatura ambiente. La colamos antes de usar para quitar todas las flores y la canela en rama
  5. Ponemos en remojo en ese batido, el pan, dandole la vuelta con cuidado para no romperlo un par de veces, para que quede bien empapado. Yo lo dejé por lo menos 10 minutos por cada lado.
  6. Ponemos en la sartén un pedazo de mantequilla con bastante azúcar hasta formar un caramelo donde doraremos nuestras torrijas.
  7. Y servir como mas nos guste, en este caso puse una bola de helado, pero quedan deliciosas solas, o con plátanos incluso fresas.
✧Ojo, siempre con las flores. Que este muy frescas, mejor recién cortadas. Las flores en cuanto pasan días toman un olor muy intenso y desagradable. Así que o las coges tu o que sean de total confianza, para evitar que estropees un plato deliciosamente perfumado.
Torrijas con azahar

Cristalizar flores con azúcar

Glasear flores, pétalo a pétalo, pincelando, poniéndoles azúcar, dejando secar.. horas y horas, puede parecer una tontería supina, una perdida de tiempo terrible, pero para mi que vivo siempre acelerada se convierte en un ejercicio de concentración. Es casi como meditar, dejas la mente en blanco y solo contemplas los colores de las flores, las observas, las pincelas  y con ese mismo mimo las espolvoreas con azúcar para luego ponerlas a secar sobre una rejilla.
Todo depende del momento de tu vida en el que estés y lo que necesites. Hay etapas donde necesitas ocupar la cabeza o mejor dicho desocupar la cabeza de los problemas cotidianos y olvidarte de todo. Si tienes días donde esos momentos son necesarios, te aseguro que glasear flores será lo mejor que hayas practicado en mucho tiempo, por encima incluso del taichí. 
Creo que sin querer ya te he contado como se hace. Ahora ya puedes pensar como te gustaría decorar tus platos con ellas...una mousse de chocolate, una tarta de queso. ¡Dejar volar la imaginación!
ELABORACIÓN
  1. Elige las flores mas bonitas y enteras de un jardín de confianza, donde sepas que no han sido tratadas con productos químicos.
  2. Procura que sean de pétalos sin demasiados pliegues o recovecos, por ejemplo las fucsias son comestibles, pero demasiado gruesas y con muchas piezas distintas.
  3. Las ideales son las rosas, los pensamientos, geranios, claveles, pétalos de girasol o cualquier otra flor comestibles.
  4. El azúcar es el normal blanco, pero si en el supermercado ves que hay dos marcas distinta elige la que te parezca el grano mas pequeñito.
  5. Pincela cada flor con clara de huevo que aplicarás con un pincel de pelo sueve. El ideal es el mas barato de cualquier tienda, ese que viene en las cajas de acuarelas de los niños. 
  6. No pongas demasiada clara, solo la suficiente para que veas humedad y brillo.
  7. Pon a secar al menos durante 12 horas en una rejilla o sobre un papel de horno. No uses papel de cocina porque se te pegará y romperá al intentar cogerla. 
  8. Dependiendo del clima puede necesitar mas tiempo, en Gran Canaria necesitamos según la época  1 dia o dos completo.
  9. Y una vez secas las puedes guardar en una cajita durante semanas. Recuerda que el azúcar es un conservante. 

Ensalada de papaya y fresas con flores de azahar

azahar
Con este calor y la calima que hace, toca un postre bien fresquito y sin mucho trabajo.
Vamos a aprovechar las últimas flores del naranjo que quedan para darle un toquito diferente a nuestro postre.
Te aseguro que tiene un perfume tan delicioso que una sencilla ensalada de futas se convierte en un postre elegantón y sofisticado. La pena es que solo puedes hacerla un mes al año, en la época en que los naranjos están en flor y puedes hacerte con un puñado de flores.
Garantizado que solo acercar la cuchara a tu boca ya es una explosión de sensaciones que comienza con el olor del azahar, fresco y perfumado...luego las fresas igual de aromáticas y dulces, para pasar al siguiente perfume de papaya y terminar con el almíbar formado por la mezcla de los tres aromas.
¡Vas a disfrutar de un montón de sensaciones!
Así que si quieres regalar algo maravilloso y único de postre, sin meterte mucho tiempo en la cocina, apuesta por esta deliciosa mezcla de perfumes y aromas.
Las cantidades son las que tu quieras poner. En esta ocasión somos 8 para comer y opté por una buena fuente.
Advierto que queda mucho mejor si dejas un par de horas que repose las flores con la fruta, así que si te lo puedes permitir, prepara todo con antelación para que el perfume sea mas pronunciado.

INGREDIENTES

  • una papaya, que este caso era grande como de 1 Kg aprox.
  • fresas, también puse 1 Kg.
  • 1 naranja grande con mucho jugo
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 6 flores de naranjo frescas. Puedes probar con flores de cualquier otro cítrico.

ELABORACIÓN

  1. El zumo de una naranja grande lo calentamos al microondas hasta que empiece a hervir.
  2. Lo vertemos sobre 6 flores de naranjo y dejamos reposar hasta que se enfríe y un rato mas.
  3. Mientras  pelamos, quitamos las semillas y cortamos la papaya y las fresas en trozos que colocamos en la ensaladera.
  4. Añadimos un par de cucharadas de azúcar y el zumo de naranja aromatizado, con las flores incluidas.
  5. A la nevera cubierto con film, hasta la hora de comer. 

Flor de citricos. Azahar.

flores comestibles
Para mi, es la más deliciosa de las flores perfumadas, quizás porque me recuerda la infancia, cuando viví en Sevilla durante 6 años siendo muy pequeña y cuando volví de mayor, no recordaba prácticamente nada, solo ese olor del azahar de las calles de Heliópolis donde vivía. 
Todos hemos tomado postres que contienen azahar y muchas veces no lo sabemos, pero notamos un aroma intenso y perfumado tremendamente agradable en el paladar que refresa y persiste. 
El azahar proviene de la flor del naranjo amargo y se utilizó desde siempre como relajante y para calmar los nervios en forma de infusión. 
Hoy casi siempre se usa la palabra azahar para hablar de todas las flores de cítricos, naranja, limón, lima, kumquat, o pomelo, todas ellas son muy dulces y perfumadas, tanto, que debe ser utilizada con cuidado ya que podría saturar en exceso el gusto de la comida. 
Si la vertemos sobre agua hirviendo, pero retirada del fuego y la dejamos reposar unas horas, obtendremos el agua de azahar característica en los pasteles de Oriente Medio tipo Baklava  y usado en brioche, bizcochos o magdalenas. Prueba a añadir unas cucharada en la masa de unos bollos suizos.
Úsala siempre que quieras dar un aroma fresco e intenso a tus postres, e incluso en la masa del pan. Perfecta para hacer un almíbar con el que glasear cualquier pastel o bizcocho.
Como flor decorativa es una flor perfecta por su tersura y además dura bastantes días una vez cortada.

Nuestras recetas con flor de azahar