Otros Post

RED VELVET CON FLORES SECAS PRENSADAS

Parece  que la moda de las flores en los platos no tiene límite, es habitual ver en las web de los  mejores diseñadores de tartas flores de todo tipo frescas, prensadas, deshidratadas...y todas he querido probarlas. Desde luego que es muy socorrido tener un montón de flores secas prensadas metidas en un libro y tirar de ellas cuando nos haga falta, pero yo reconozco que prefiero la flor fresca recién cortada, donde el olor y el sabor tienen mucho que aportar a nuestro postre.
 
Soy de las que opinan que todo lo que  está en el plato se tiene que poder comer, por eso esta idea no me gusta demasiado, aunque las flores son comestibles la textura no es agradable, yo las he apartado para comer, igual que apartas el palo de canela, la rama de  tomillo o romero, o la hoja de laurel.

Si te pones a buscar encuentras montones de textos que te hablan de como prensar flores, con prensas, papel especial secante y no se cuantas cosas mas, pero créeme si te digo que se quedan exactamente igual metiéndolas entre las páginas de un libro bien gordo, nuevito y lustroso e incorporando encima del libro cerrado otros tantos igual de gordos que le aporten peso. En 10 o 15 dias tendrás tus flores prensadas listas para decorar tus postres. Y puedes mantenerlas dentro del libro muchísimos meses. 
Si te advierto que todas las flores no quedan igual de bien, algunas pierden color o cogen un color marrón bastante feo, pero eso a base de probar llegas a saber cuales son las que mas te gustan. Yo he probado pétalos de cosmos,  pensamientos, geranios y floritas de romero y quedan estupendas. Tu prueba las que tengas en casa y nos cuentas. Pero recuerda que siempre deben ser flores comestibles cultivadas libres de  productos químicos.

Aunque ya probé en una ocasión sobre chocolate en un brownie, me gusta mucho mas en un fondo blanco, ya sabes una simple nata montada con queso, o una buttercream de chocolate blanco,  o una ganache del mismo sabor, incluso pegadas al  fondant blanco quedan mas bonitas y lucidas. Y también quedan muy lindos los pétalos secos a modo de confeti sobre la tarta.
 
En esta ocasión las he utilizado  para completar una copa de tarta red velvet que aporto al reto de este mes con el grupo de blogger de Gran Canaria. Se trataba de poner en una copa una tarta o versión de una de ellas. Me limité a hacer una red velvet  y ponerla en capas en una sencilla copa. Decoré con estas flores de geranio prensada y secas. 

Han participado y puedes ver las creaciones en sus blog:
Cristina de Edana Cocina.

INGREDIENTES DEL BIZCOCHO 
125 g de mantequilla a temperatura ambiente
275 g de azúcar
3 huevos 
280 g de harina 
15 g de cacao
1 cucharadita de polvos royal
1 cucharadita de bicarbonato
¼ cucharadita de sal
240 gr de buttermilk (preparar con 220 gr de leche entera  y 20 ml limón)
1 cucharada de colorante  rojo
1 cucharadita de vinagre
1 cucharadita de vainilla

Preparación del bizcocho:
Tamizar juntas la harina, la levadura, el bicarbonato y la sal.
Juntar aparte  el buttermilk, el colorante, el vinagre y la vainilla 
Batir la mantequilla con el azúcar hasta que quede esponjosa. Unos 2 minutos. 
Añadir uno a uno los huevos .
Ahora ir alternando los líquidos  y los secos
Repartir en los moldes y hornear durante unos 25 a 30 minutos 

CREMA DE QUESO
250 gr de mantequilla a temperatura ambiente
600 gr de azúcar glas
250 gr de queso crema tipo philadelphia
Opcionalmente una cucharadita de vainilla

Batir la mantequilla con el azúcar y cuando esté muy esponjosa añadimos el queso crema y la vainilla y batir hasta que se ponga mas firme.


TARTA DE YOGURT GRIEGO Y CHOCOLATE


Si tienes poco tiempo y poca experiencia este es tu postre. Una tarta con muy pocos ingredientes y mucha menos grasa que cualquier otra. Yogurt, chocolate y pocas cosas mas, para una trata fresca, con textura de mousse y que no te dará demasiado trabajo. Para mí, una tarta estupenda de verano. 
Con esta receta participo en el reto #Dale1vueltaa donde un grupo de blogger de Gran Canaria publicamos el 15 de cada mes. En esta ocasión el reto no ponía muchos requisitos, solo era un postre de verano. 

Cristina de Edana cuenta 


INGREDIENTES
PARA EL BIZCOCHO GENOVÉS 
2 huevo
60 g de azúcar
45 g de harina de repostería
15 g de cacao en polvo

PARA LA CREMA 
500 g de yogur griego a temperatura ambiente
150 g de chocolate de cobertura
300 ml de nata líquida (mínimo 35% de grasa)
180 g de azúcar
6 hojas de gelatina en polvo

PARA LA COBERTURA 
100 g de chocolate de cobertura 
50 g de mantequilla

ELABORACIÓN:

Ponemos en el fondo del molde papel de horno.
Tamizamos la harina con cacao en polvo.
Batimos los huevos con el azúcar  hasta que blanquee. 
Añadimos a los huevo la harina y cacao y mezclamos con movimientos suaves y envolventes.
Cocemos en el horno durante 20-25 minutos a 180ºC, con calor arriba y abajo.
Crema de yogur y chocolate
Ponemos la gelatina  en un vaso con agua bien fría para hidratarla.
Derretimos el chocolate en el microondas, en intervalos cortos.
Mientras montamos la nata y apartamos. 
Batimos yogur griego con el azúcar  y mezclamos bien con el chocolate.
Ponemos las hojas de gelatina escurridas en un vasito con un par de cucharadas de leche y calentamos 10 segundos al microondas, removemos hasta comprobar que han quedado bien disueltas y la agregamos a la crema de chocolate.
Añadimos la nata montada y mezclamos bien con la crema de chocolate y yogur con una espátula.
Forramos el molde con una banda de acetato, o pape de cocina colocamos el bizcocho en el fondo y vertemos la crema.
A la nevera al menos 5 horas.
Decoramos con una Cobertura de chocolate que hacemos derritiendo en el microondas el chocolate y la mantequilla. Mezclamos bien y dejamos que se temple un poco para que coja cuerpo.
Vertemos el chocolate por la superficie de la tarta  o como más nos guste, a mi me apetecía algo rustico y decoramos en este caso con pétalos de geranio.


Receta obtenida de MariaLunarillos.com

Mini pastelitos de té matcha, chocolate blanco y frambuesas

Si eres de las personas a las que le gusta el sabor del té Matcha esta receta es la tuya. Sencilla de preparar, con un colorido precioso para tu mesa y con un intenso sabor a té Matcha que contrasta divinamente con el acido de las frambuesas y lo dulce del chocolate blanco.  Llevo una época, desde que empezó lo del COVID que procuro hacer dulces y pasteles pequeños y que puedas comer de un bocado con los dedos, y de ese modo evitar cubiertos para servir, si te fijas en el blog últimamente la mayoría son así, cortaditos en pequeñas porciones. 
Te la recomiendo. Y encima la puedes preparar con antelación y guardar en una lata o un tupper en la nevera, solo tienes que recordar sacarlo una horita antes para que recupere todos sus aromas a temperatura ambiente. 
Con esta receta participo en el reto #Dale1vueltaa que un grupo de blogger de Gran Canaria participamos el 15 de cada mes con una receta dulce. En esta ocasión le tocó a Debora, la viajera del grupo y el reto consiste en hacer un dulce de un país exótico. En mi caso opté por Japón. Yo no termino de tener tan claro que sea típica de ese país aunque me han confirmado que en tus pastelerías hay dulces de todo tipo con el característico color verde del té.
Merece la pena que te pases  a ver las recetas del resto de las bloggers que participan,  todos preciosos y ricos te dejo los enlaces;

INGREDIENTES

  • 120 g de mantequilla sin sal 
  • 100 g de azúcar morena 
  • 50 g  de azúcar blanca 
  • 2 huevos
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 150 g harina 
  • 2 1/2 cucharadas de  té matcha en polvo
  • 1  cucharadita rasa de levadura en polvo
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 8 frambuesas 
  • 50 g de chocolate blanco picado  o chispas de chocolate 

ELABORACIÓN 

  1. Cocinar la mantequilla revolviendo hasta que forme espuma y se dore, tardará  unos 5 a 8 minutos. Después de que se haya dorado, retire  y  déjalo enfriar completamente antes de usarlo.
  2. Precaliente el horno a 180 ° C.  Forra el fondo  de tu molde de unos 20 x 20 aproximadamente con papel de hornear, que en este caso utilicé una fuente de pirex.
  3. En un tazón grande mezcla la harina, el té matcha, el polvo de hornear y la sal.  Aparta.
  4. Por otro lado bate la mantequilla  dorada y ya fría con las dos azúcar. Añadir los huevos de uno en uno y seguir batiendo con  el extracto de vainilla hasta que estén bien combinados.
  5. Agregue los ingredientes secos a los ingredientes húmedos y mezcle hasta que estén bien incorporados con una espátula.
  6. Vierta la masa uniformemente en el molde. Cubra con  trozos de frambuesas ry trozos de chocolate blanco.
  7. Hornea por 25 minutos o hasta que un palillo insertado en el centro salga limpio. Deje enfriar completamente en el molde antes de cortar.
Aunque modifiqué  el azúcar y sustituí las fresas por frambuesas la fuente es ; https://jajabakes.com/strawberry-matcha-brownies-with-white-chocolate/

Mini pastelitos de limón. Con flores de cebollino y tomillo limonero



Esta es otra opción que tenemos para utilizar  esas pequeñísimas flores comestibles que parten de las hiervas aromáticas que utilizamos cada día en nuestras cocinas.  Cuando los pastelitos son pequeños tipo petit four lo ideal es utilizar micro flores completas en vez de pétalos sueltos, como las  flores de romero, de cebollito, de manzanilla o incluso de salvia. 
Las flores del cebollino y de la cebolla son gorditas y llenas de minúsculas florecitas que apenas  conservan el olor original, pudiendo por tanto usarlo en todo tipo de creaciones dulces sin miedo a estropear el aroma propio del pastel. 
Lo mismo sucede con el tomillo limonero, que tiene unas pequeñisimas florecitas que quedan preciosas en nuestros platos de pequeños pasteles. Esta receta es la opción que presento para el reto #Dale1vueltaa que un grupo de blogger de Gran Canaria organizamos cada día 15 de mes. Si quieres ver lo que han hecho el resto de participantes en el reto te dejo los enlaces a sus blogs. El zurrón de los postres, La cocina de Tesa, Edana cocina, Panes con garra, Repostería con emoción, Mi toque en la cocina. 

INGREDIENTES
  • 3 Huevos
  •  150 g Harina 
  • 150 g Azúcar
  • 150 g Mantequilla a temperatura ambiente 
  • 40 g Zumo de limón
  • piel rallada de 1 limón 
  • Para el glaseado usamos 150 g de azúcar glas y zumo de limón

ELABORACIÓN 

  1. Ponemos  la mantequilla con  el el azúcar y batimos con varillas eléctricas durante unos 5 a 7 minutos o hasta que el azúcar  casi ni se note  y haya blanqueado. 
  2.  Ahora añadimos los huevos de uno en uno  batiendo bien antes de incorporar el siguiente.
  3. Incorporamos la piel  y el zumo del limón  y batimos hasta integrar. Si en este punto parece que la mezcla que se ha cortado, no pasa nada. 
  4. Tamizamos la harina sobre la mezcla  y la integramos batiendo a baja velocidad. 
  5. Vertemos la mezcla en el molde, alisamos bien con una espátula y llevamos a hornear con el horno precalentado a 180ºC con calor arriba y abajo. Horneamos a 180ºC de 20 a 25 minutos o hasta que pinchemos con un palillo y este salga limpio.
  6. Dejamos enfriar del todo, mientras vamos preparando el glaseado.
  7. Añadimos poco a poco el zumo de limón  sobre al azúcar glas, poco a poco insisto, para evitar que se nos quede muy líquida, a lo mejor no lleva todo el zumo tienes que ver que quede una  textura muy espesa. 
  8. Vertemos el glaseado sobre el pastel  y dejamos que se seque durante 3 a 4 horas,  hasta que lo toquemos con el dedo y se note seco.
  9. Ya se, que queda mas bonito cortando los bordes, pero me niego a desperdiciar nada de este dulce, así que nada de recortar bordes, cortamos  en las porciones que  queramos ya a decorar.
  10. En este caso hemos cortado en pequeños cuadraditos  de 3 cm y decorado con triangulitos  de limón y pequeñitas flores comestibles, unas son de cebollino y otras de tomillo limonero.

MOUSSE DE LIMÓN Y CALAMODÍN.



¿Conoces el Calamondín? porque yo no lo conocía de nada, pero cuando lo vi en el vivero no pude evitar comprarlo. Es un árbol frutal de pequeño tamaño. Seguramente te suene más como naranjo chino, pero no lo confundas con el kumquat . 

La principal diferencia del calamondín es su diminuto tamaño, lo que permite  cultivarse en una maceta, aunque en este caso lo tengo en un simple parterre. Le he puesto la copa al lado para que te puedas hacer la idea de la altura que tiene.  Sus frutas son una mezcla entre naranja y limón y de momento siempre está cargado de ellas. Son pequeñas y de aspecto parecido a las mandarinas, aunque tienen el sabor ácido característico  de los limones por eso solo utilicé uno en la mezcla y otro para la decoración por miedo al nivel de acidez.  Evidentemente que la receta la puedes hacer unicamente con limón, pero como yo tenia mis pequeñas frutitas quise probar esta receta. 

Me hace mucha ilusión saber que llegan a durar hasta un siglo.

INGREDIENTES

  • 200 ml de leche condensada 
  • 300 ml de nata para montar 35% MG 
  • el zumo  y a ralladura de un limón grande y si no vas a usar calamodín usas 2 limones
  • y un lo mismo de un calamodín  
ELABORACIÓN 

  1. Rallamos la cascara del limón y del calamodín. Los exprimimos el limón para sacarle todo el jugo, 
  2. En un bol, mezclamos la leche condensada con el zumo de limón,  hasta que quede bien integrado y parte de la ralladura  para que tenga más sabor. 
  3. Aparte montamos la nata con la ayuda de las varillas.
  4. Una vez, tengamos la nata montada agregamos poco a poco la mezcla de la crema de limón con cuidado y mezclándola con movimientos envolventes. 
  5. Ponemos en las copas y a la nevera. 
  6. Decora como mas te guste. Lo ideal sería unas flores de azahar, pero en este momento no tenía ninguna así que simplemente unas rodajitas del calamodín. 

Tarta de chocolate con chocolate

Tartaleta de chocolate con chocolate
Si te gusta el chocolate con locura esta es tu tarta. Creo que  en esta época del COVID prefiero dulces individuales en este caso serían pequeñas tartaletas pero  como no tengo moldes pequeños de 8 cm que son los ideales para esta receta,  me decidí por hacer una sola de 26 cm. Inspirada en la receta de Jordi Cruz,  y su receta en directo en instagram. Usé para la base mi receta y le di el toque de licor de almendras.. 
Con esta receta participo en el  reto #Dale1vueltaa, donde un grupo de blogger de Gran Canaria nos retamos los 15 de cada mes. Esta vez  la anfitriona fue Teresa de La cocina de Tesa  y su  apetitosa copa de Muerte por chocolate,  Irmina de El zurrón de los postres con un super atractivo Bondie cremoso de Moras y chocolate al caramelo,  Cristina de Edana cuenta con  unos Foskitos de chocolate de esos que me comería de dos en dos, Esther de repostera con emoción con un Brownie flan de chocolate rubí que dan ganas de zamparselo entero y Debora de Mi toque en la cocina con una Triple tarta  de chocolates con una pinta de muerte.
Esta tarta es de 26cm o 8 tartaletas de 8 cm.

INGREDIENTES
Para la tartaleta
  • 300 g de harina de repostería
  • 40 g de cacao en polvo sin azúcar
  • 150 g de mantequilla en trozos 
  • 1 pellizco de sal
  • 70 g de azúcar glas
  • 2 yemas de huevo
  • 25 g de leche fría
  • 1 cucharadita  de levadura química
Para el relleno:
  • Almendras crudas  que tostaremos en una sartén
  • 350 Chocolate negro de  postres
  • 250 Nata al 35%mg
  • 25 ml de Amaretto 
Para el glaseado de chocolate negro:
  • 75 chocolate  al 70%cacao
  • 125gr azúcar
  • 100ml agua
  • 75gr mantequilla
  • 35 gr cacao polvo sin azúcar

  1. Encendemos el horno a 180º. 
  2. Verter en el vaso  de thermomix todos los ingredientes de la masa en el mismo orden 20 segundos, vel. 6.
  3. Unir la masa formando una bola y envolver con film transparente. Dejar reposar en la nevera un mínimo de 15 minutos.
  4. Sacar de la nevera, estirar la masa hasta  unos 4-5 mm, yo la hago entre dos hojas de papel de horno
  5. Colocar sobre la masa  adaptándola bien al molde y  pinchar la base con un tenedor para evitar que suba. Puedes colocar encima garbanzos o pequeñas piedritas de cerámica para evitar que suba.
  6. Hornear a 180º,  unos 20 minutos horno arriba y abajo,  hasta que  esté doradita. 
  7. Sacar del horno y dejar enfriar dentro del molde.  Apartar.
  8. Tostamos las almendras en una sartén o en el horno hasta que estén doradas y ponemos en la base de la tartaleta cubriendo bien todo el fondo de almendras.
  9. Para el relleno calentamos la nata y añadimos el licor, para incorporar el chocolate.  Cuando esté bien disuelto vertemos sobre las almendras en la tartaleta.  Y a la nevera.
  10. Hacemos el claseado poniendo el agua con el azúcar al fuego hasta que hierva y una vez hierva añadimos el cacao, apartamos el fuego e incorporamos la mantequilla y el chocolate en trozos.  Cuando esté bien integrado todo sin batir mucho  para no hacer burbujas dejamos enfriar hasta unos 35 º y entonces vertemos sobre la tarta.
  11. Decoramos como mas nos guste en este caso hice unas hojas con diferentes chocolates y unos pétalos de rosas.

Dulces de dátiles y almendras

De nuevo estamos con el reto #Dale1vueltaa de un grupito de blogger de Gran Canaria. En esta ocasión la anfitriona es Esther de Repostería con emoción que propuso un dulce hecho con dátiles, sin más requisitos que ese ingrediente.

Un postre de oriente medio que he visto publicado con distintos nombres y con diferentes orígenes así que opté por simplemente  llamarlo dulce de dátiles y almendras. Muy sencillo de hacer y que seguro que te queda estupendo por su simplicidad  y pocos ingredientes.

Han participado  además de Esther de Repostería con emoción, Teresa de La cocina con Tesa,  Irmina de El zurrón de los postres,  Cristina de Edana cuenta,  Debora de Mi toque en la cocina  e Iván de Panes con garra 

INGREDIENTES

  • 1 paquete de masa filo 
  • 200 g de dátiles
  • 200 de almendras picadas
  • agua de azahar

PARA EL ALMIBAR 

  • 1 parte de azúcar (una taza)
  • 3/4 partes de agua 
  • el zumo de medio limón 
  • agua de azahar al gusto
ELABORACIÓN
  1. Antes que nada picamos las almendras y los dátiles. Poniendo los dátiles en un platito con un chorrito de agua de azahar.
  2. Encendemos el horno a 200º.
  3. Fundimos la mantequilla en el microondas.
  4. Pincelamos dos hojas de masa filo con la mantequilla fundida y juntamos una sobre la otra.
  5. Ahora extendemos almendras molidas y dátiles troceados. No pongas demasiado o al enrollar se estropearán.
  6. Ahora cogemos un palillo largo o como en mi caso una aguja de hacer punto larga y vamos enrollando para luego apretar desde los extremos.
  7. Colocamos en una fuente y cortamos antes de hornear.
  8. Horneamos hasta que estén bien doraditos.
  9. Mientras están en el horno preparamos el almíbar poniendo todos los ingredientes al fuego y dejando reducir un poco.
  10. Sacamos del horno y antes que enfríen vertemos el almíbar que habremos hecho mientras  están en el horno.
A mi me encantó como explica en este video la forma de hacerlo,  Omm Tarik 

Kumquats confitados con canela









A mi me pareció una de las confituras mas agradables para acompañar todo tipo de platos.

INGREDIENTES
  • 400 g de kumquats 
  • 200 de azúcar 
  • 400 ml de agua 
  • 1 ramita de canela
PREPARACIÓN
  1. Limpiamos los kumquats, quitándole el rabito y lavándolos bien, porque los confitamos con piel.
  2. Cortar a la mitad y con paciencia eliminar las semillas.
  3. Ponemos el agua con el azúcar y la ramita de canela al fuego.
  4. Cuando empieza a hervir echamos nuestras naranjitas enanas.
  5. Al fuego bajo unos 40 minutos.
  6.  Apartamos del fuego y dejamos enfriar.

Tartaleta de frutas arcoíris

Ya estamos de nuevo con el  reto #Dale1vueltaa que en esta ocasión el reto siendo la anfitriona Irmina del Zurrón de los postres, y  propuso ARCOÍRIS, sin matices, dulces o salados, grandes o pequeños una receta que llevase al menos 4 colores del arcoíris. 

Publicaremos el día 15 de cada mes  en nuestros blogs y redes sociales con el hashtag #dale1vueltaa. Hemos participado Teresa de La cocina de Tesa con unos Rainwow rolls, la única receta salada del reto, Irmina de El zurrón de los postres  con una Funfetti Rainbow Cake que no podía tener mas color,  Cristina de Edana cuenta con  una Trenza de pan arcoíris que da pena partirla de lo bonita que es,  Debora de Mi toque en la cocina con unas galletas Arcoíris intensas llamativas y apetitosas e Iván de Panes con garra y su Brioche Multicolor  en forma de corona.

Yo opté por una receta muy sencilla, de esas que preparas en un ratito con ingredientes que todos tenemos en casa. El color lo pone la fruta sobre una crema pastelera aromatizada con canela y limón y una crujiente masa quebrada en la base. 

INGREDIENTES PARA LA MASA QUEBRADA :
150 g de harina de repostería.
75 g de mantequilla fría 
1 huevo
50 g de azúcar 
Una pizca de sal

INGREDIENTES PARA LA CREMA PASTELERA 
100 gramos de azúcar
500 gramos de leche entera
50 gramos de maicena
3 huevos
1 cucharada de azúcar vainillado
1 corteza de limón 
1 palito de canela 

ELABORACIÓN:
Ponemos la harina  con la mantequilla fría y mezclamos con los dedos hasta conseguir una masa como si fuese galleta desmenuzada. 
Añadimos el resto de ingredientes, el azúcar, el huevo y una pizca de sal.  Trabajando la masa con los dedos,  hasta que quede  ligado y hacemos una bola con ella.
La tapamos con papel film  y ponemos a reposar en la nevera durante una hora aproximadamente.
Ponemos la masa en una superficie ligeramente enharinada, y  pasamos el rodillo dándole la forma del molde que vayamos a usar.
Ajustamos la masa a las paredes del molde apretando con suavidad la masa contra el fondo y las paredes.
Retiraremos el exceso de masa pasando el rodillo por encima del molde y pincharemos su superficie con un tenedor.
Sólo nos queda cocerla en el horno  a 180 unos 20 minutos, pero esto es orientativo,  retirar cuando esté dorada. 
Antes que nada yo infusiono  una horita antes la leche con la canela y la cascara de limón y la dejo enfriar. 
Mientras se enfría la base de la tarta  para poder rellenar  hacemos la crema pastelera que en esta ocasión hice con la thermomix  simplemente ponemos todos los ingredientes en el vaso  y programamos 7 minutos, 90º, velocidad 4. A la leche le quitamos la piel de limón y la canela antes de ponerla en el vaso de la thermomix. 
Ahora verter la crema ya fría sobre la tartaleta y colocar la fruta como mas nos guste. Yo cubrí con gelatina y decoré con pétalos de rosas, flores de lavanda, de margarita y hojas de hierva huerto (hierva buena o menta)

Tarta piña, plátano y coco.

Originaria de la cocina Jamaicana con el nombre de hummingbird cake  o tarta colibrí, esta tarta es una delicia llena de sabores, húmeda y muy aromática. No suelo atreverme a poner los nombres a las tartas porque siempre hay alguien dispuesto a matizar que si la auténtica lleva nueces pecanas en vez de nueces corrientes y no tengo necesidad de matices. Solo te puedo decir que es un bizcocho esponjoso pero húmedo, eso se lo proporciona además del azúcar moreno los tres plátanos bien maduros, mas la piña y muy aromática por la cantidad de canela y vainilla que le añadimos. La crema que lleva esta tarta realmente es mas sencilla debiera ser simplemente queso batido con azúcar glas, pero como hoy hacía calor y quería algo mas de consistencia opté por una Swiss Meringue Buttercream de queso. 

INGREDIENTES DEL BIZCOCHO

4 Huevos talla L
120g azúcar moreno 
120g azúcar blanco
220ml aceite de  girasol
1 cdta vainilla pasta
3 plátanos medianos maduros  (230g)
200g piña triturada natural 
280g harina 
3 cucharaditas de polvos royal
2 cucharaditas de canela
1/2 cucharadita de Sal
60g coco rallado 
80g nueces picadas

INGREDIENTES PARA LA SMBC DE QUESO

150 gr. claras pasteurizadas o frescas 
250 gr. azúcar
450 – mantequilla sin sal a temperatura ambiente
200 g de queso tipo philadelphia
1/4 de cucharadita de sal
1 cucharadita de pasta de vainilla.

ELABORACIÓN 
Preparamos el molde untando en mantequilla y un poco de harina.  Encendemos el horno a 180º calor arriba y abajo sin ventilador.
Empezamos batiendo los plátanos con la piña sin el jugo y apartamos.
En la batidora ponemos los huevos con los  dos azúcares hasta que espumen serán unos 5 minutos, ahora incorporamos  el aceite,  y la vainilla  y luego el batido de fruta. Ahora tamizamos, la harina el polvo de hornear y la canela y sal. Apenas batimos solo lo suficiente para integrar. 
Añadimos el coco seco y las nueces.
En mi caso utilicé 3 moldes de 20 cm.  
Sabrás que están por el perfecto olor y porque al pinchar te saldrá el palillo o el cuchillo limpio.
Sacar y dejar enfriar 10 minutos y ahora ya se pueden desmoldar y enfriar antes de rellenar. 
Para hacer la crema de SMBC de queso 
Colocar un caldero agua para hacer un baño de maría y ponlo al fuego.  Una vez está hirviendo bajar el fuego al mínimo y coloca el recipiente con las claras  y el azúcar. 
Remueve las claras continuamente con las varillas, hasta que un termómetro marque 65º C. Si no tienes termómetro, prueba a con tus dedos pulgar e índice y si notas que no quedan granos de azúcar estará listo. 
Retirar y vierte la mezcla en en el vaso de la batidora de pie y con las varillas comenzar a batir  hasta que obtener un merengue brillante y con picos firmes. No dejes de batir en ningún momento hasta que el bol haya bajado a temperatura ambiente  solo entonces comenzamos a añadir la mantequilla. 
Cambia las varillas por la pala y con la velocidad al mínimo comienza a incorporar los cubitos de mantequilla poco a poco, hasta obtener una mezcla suave y sedosa. Si parece que se corta, no te asustes sigue batiendo y finalmente se arreglará. 
Añadir la sal, la vainilla y el queso philadelphia.
Solo te queda montar la tarta y decorar como mas te guste yo utilicé mas nueces para poner por los bordes y por encima con algunos pétalos de centaureas azules y flores de lavanda.

Galletas rellenas de guayaba

Estamos de nuevo en el siguiente reto  #Dale1vueltaa que en esta ocasión el reto es, darle la vuelta a  UN DULCE DE TU INFANCIA, que en esta ocasión no llevaba ingredientes obligatorios ni otro requisito que no fuese  un sabor de cuando éramos niñas. 
Todas somos de Gran Canaria así que la diferencia sería generacional o según la zona de la isla donde nos hemos criado.
Yo soy la anfitriona de este reto  así que la idea fue mia y aporto una receta que me recuerda a esas tardes que para merendar  cogíamos unas galletas, le poníamos dentro una buena lasca de conserva de guayaba "Conchita" y otra galleta encima.  Nosotros no se porqué le llamábamos conserva a lo que normalmente se le conoce en otros sitios como pasta de guayaba. La conserva Conchita venía de cuba en unas cajitas de madera. Ese sandwich era una golosina para merendar que estaba buenísima. 
Yo vivía en la zona del Puerto y en mi isla nunca nos faltó los mas exquisitos sabores de todas partes del mundo, ya que el muelle nos abastecía de todo aquello que en otras partes de España ni conocían. La conserva de guayaba no faltaba nunca en mi casa, para comer con galletas de merienda o con  un trozo de queso. Así que queriendo recrearlas he hecho una masa de galleta muy crujiente que dentro lleva un buen trozo de la conserva de guayaba. 
Hoy en día hay dos marcas en el mercado Canario, ya no consigo la Conchita cubana aunque sé que existe y cuando la encuentro siempre la cojo, hoy viene una con otro nombre pero es brasileña y no tiene nada que ver con el sabor y la textura la fruta. Otra marca es Tirma, la que esa esas ambrosías adictivas  y confieso que con ella me fue mucho mejor en esta receta creo que depende de la cantidad de fruta que tenga, porque  con está apenas se salió por los bordes al hornear y con la otra  se me salió un poco de guayaba al fundirse  pero resulta fácil de cortar y no pasa nada. 
Lo advierto....están riquísimas y apenas duraron unos minutos cuando las puse sobre la mesa. 
En este reto participan  Tere del blog  La cocina de Tesa y nos aportó un triflé de tarta de piña que nunca he hecho pero que comí en mas de una ocasión y estaba riquísima, fresquita y cremosa,   Esther, de Repostería con emoción con la típica tarta de nuestras madres de los años 60 de moca y chocolate, que era mi favorita, Irmina de El zurrón de los postres con unas rosquillas de naranja, que tengo que probar en cuanto lea su receta, Debora de Mi toque en la cocina con unos huevos moles, otra delicia  típica de las casas de nuestra isla y que mi marido adora y Cristina de Edana Cuenta con unos hojaldres de Astroga que ya nos contará en su blog que recuerdos le traen.  

INGREDIENTES
  • 115 g. de mantequilla 
  • 100 g. de azúcar
  • 1 huevo
  • 1 cucharadita de vainilla
  • 300 g. de harina
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • 1 cucharadita de sal
  • 300 g. de conserva de guayaba (no quiero poner marcas pero probé dos y una mucho mejor que la otra).
PREPARACIÓN
  1. En una vasija ponemos  la harina, el azúcar, la sal, el bicarbonato y la vainilla y mezclamos.
  2. Añadimos el huevo y la mantequilla a temperatura ambiente y con las manos  amasando hasta formar una masa que no se pegue en las manos. Tampoco hay que amasar demasiado. 
  3. Cuando la tengamos lista la envolveremos en papel film y llevaremos  la nevera 30 minutos.
  4. Extendemos la masa sobre un papel film y encima yo le use un papel vegetal para que al pasar el rodillo no se me pegase y así poder hacer un gran rectángulo de un grosor de medio centímetro más o menos y con el corta pizza o con un cuchillo bien afilado  cortaremos un rectángulo en unos 8 a 9 cm de ancho y tan largo como le de a tu masa.  Las tiras de masa que te sobran las vuelves a amasar y haces igual.
  5. Justo en el centro del rectángulo pondremos una tira de nuestra pasta de guayaba ocupando como un tercio del rectángulo  y cerraremos primero una capa de masa y seguidamente la otra capa .
  6. Dejaremos el cierre hacia abajo y con un cuchillo bien afilado iremos cortando nuestras galletas y poniendo en una bandeja de horno.
  7. El horno precalentado a 180 grados con calor arriba y abajo mas o  menos 20 minutos. Sacaremos a una rejilla y dejaremos enfriar.

TARTA DE CANELA Y TORRIJA

Tarta de queso y canela con torrijas
Este es el resultado del  6º reto #Dale1vueltaa que un grupo de blogger de Gran Canaria tenemos para hacer distintas versiones, lo más diferente posible de alguna receta dulce. En esta ocasión el anfitrión es Ivan de Panes con Garra  y su propuesta era darle la vuelta a unas TORRIJAS. Los requisitos eran que llevase, leche, huevo, pan y canela. 
En esta ocasión me decidí por  utilizar una receta clásica de torrijas para usarlas como base de la tarta y luego una crema con los mismos sabores de las torrijas y bañado todo con un caramelo salado. 

Participan en el reto: 
Y yo, con esta receta.

TORRIJAS PARA LA BASE 
INGREDIENTES
  • Pan
  • Leche 
  • Huevos 
  • Azúcar
  • canela en rama 
  • piel de limón
PREPARACIÓN:
  1. Hervir la  leche con  el azúcar, canela en rama y  la piel de limón. 
  2. Dejar enriar. 
  3. Y a cuando esté fría la mezcla vete introduciendo el pan y empapándolo en la mezcla. 
  4. Bate los huevo, pasa la torrija ahora por el huevo batido y fríelas hasta que alcancen un color dorado.
  5. Ponlas a escurrir bien sobre una servilleta de papel.
  6. Ahora espolvoréalas con azúcar y con un soplete las caramelizas. Esto hará que sean algo mas impermeables.
  7. Coloca las torrijas  en el fondo de tu molde. 
Tarta de canela y queso con torrijas
PARA LA CREMA DE QUESO Y CANELA (para una tarta de 18  a 20 cm.  En este caso usé la mitad de lo que aquí indico y me dio para para 3  mini tartas de de 10 cm) 

INGREDIENTES:
  • 500 g de queso crema
  • 170 g de azúcar
  • 450 ml de nata  (35% de MG)
  • 200 ml de la leche que te ha sobrado de hacer las torrijas, de este modo tendrá el aroma de la canela y el limón.
  • 2 cucharaditas de  canela
  • 2 sobres de cuajada
  • piel de 1 limón
PREPARACIÓN:
  1. Vierte en un vaso la leche que hemos apartado y disuelve en ella los dos sobres de cuajada.
  2. Calienta en un cazo a fuego medio la nata con el queso de untar, el azúcar, la canela y la piel del limón. Remueve hasta que el queso se haya derretido y la mezcla empiece a hervir.
  3. En ese momento, incorpora a la mezcla la leche con cuajada y remueve a fuego bajo hasta que el contenido del cazo vuelva a hervir.
  4. Retira del fuego y saca la piel de limón.
  5. Remueve mientras pierde un poco el calor y viértela sobre la capa de torrijas.
  6. Deja que enfríe y luego refrigera durante al menos dos horas.
  7. Pasado el tiempo  y una vez frío desmolda con cuidado.
PARA EL GLASEADO DE TOFFEE Y CANELA
INGREDIENTES:
  • 100 g de azúcar
  • 70 ml de nata
  • 70 g de mantequilla
  • 1 cucharada de agua
  • 2 cucharaditas de canela
  • 1 cucharadita de sal
  • 100 g de azúcar glas
PREPARACIÓN:
  1. Calienta la nata hasta que hierva.
  2. En un calderito  aparte, vierte el azúcar y el agua y remueve hasta que se haya convertido en un caramelo clarito.
  3. Retira del fuego y vierte la nata muy despacio con mucho cuidado para no quemarte pues la nata hervirá al contacto con el caramelo.
  4. Añade la mantequilla y remueve hasta que se haya deshecho.
  5. Por último, incorpora la sal y la canela y deja reposar hasta que se haya enfriado por completo.
  6. Una vez frío, incorpora  el azúcar glas hasta conseguir una mezcla homogénea y mucho más espesa.
  7. Vierte el glaseado sobre la tarta.
  8. Decorar en este caso con begonias.
Tarta de queso y canela con torrijas de base

Crepes S´more con frambuesas.

Crep de chocolate y frambuesas

Lo confieso, no tenía ni idea de lo que era un SMORE o S´MORE, hasta que Déborah de Mi toque en la cocina lo propuso para el reto #Dale1vueltaa. Un reto que iniciamos durante la pandemia un grupo de bloggers de Gran Canaria, un poco para olvidarnos de lo que sucedía y entretener la cabeza durante todo el mes buscando una opción a la propuesta que hace. 
Una vez puso el nombre me tocó ir a buscar de que se trataba y resulto ser una combinación de galletas, nubes y chocolate, que los americanos combinan principalmente para comer en esas típicas barbacoas y hogueras al aire libre, o al menos ese fue el nacimiento de este postre, que mas tarde ha derivado en cualquier postre que lleva estos tres ingredientes y alguno mas. 
No voy a negar que me complicó la vida bastante, primero porque no soy amante de las nubes y segundo porque me cerré a los tres ingredientes sin que lograse inspirarme. Así y todo hice tres intentos, una primera pavlova que me resulto excesivamente dulce,  luego un chocolate caliente con menta y nubes que tampoco me volvió muy loca y cuando ya había tirado la toalla por un simple comentario me apeteció hacer un crepes relleno de Nutella, frambuesas y nubes. Algo muy sencillo que en apenas unos minutos tenía listo.
No hace falta que les diga si estaba bueno o no, porque todos sabemos que los crepes con Nutella están deliciosos y si les añades unas frambuesas para mi es perfecto. Ya solo faltaba añadir las nubes a trocitos dentro y fuera y decorar con mas chocolate en trocitos y unos pétalos de rosas, que es de las pocas flores que este temporal Filomena ha dejado en mi jardín. Y no puede faltar unas galletas molidas que lo ideal hubiese sido unas Graham para que fuesen auténticas americanas, pero como no pudo ser, pues hicieron el mismo papel unas digestive.  En este reto participamos:

  1. Batir los huevos e incorporar la leche y la media cucharada de aceite. Cuando esté bien disuelto añade la harina y la sal. 
  2. Yo usé una sartén de 20 centímetros de diámetro. Unta un poco de mantequilla. 
  3. Vierte un poco de masa cuando la sartén esté bien caliente. Cuando la masa empieza a despegarse de las paredes y la superficie haya cuajado, dale la vuelta, puedes hacerlo incluso cogiendo por el borde con los dedos, pero si te resulta incómodo usa una espñatula.
  4. Retíralas a un plato cuando estén doradas.
  5. Solo queda rellenar las crepes  con una capa abundante de crema de chocolate, yo utilicé nutella, una frambuesas, unas nubes y enrollar. 
  6. Más chocolate por encima y con un soplete o con el grill de horno tostar un poco las nubes. Espolvorear con galletas molidas.