Bizcocho de mascarpone y yogurt

0 Comentarios

No tiene nada de espectacular ni maravilloso, es un sencillo queque o bizcocho, como prefieras llamarle, que te sacará de un apuro porque congela perfectamente. Puedes prepararlo y trocearlo para llevar cada mañana al cole o al trabajo sin remordimientos de estar comiendo bollería industrial que tan mala prensa tiene. Sabor suave, muy esponjoso y húmedo, que admite todo lo que le quieras añadir para darle otro aroma; limón, naranja, semillas de amapola, flores de lavanda, o como en este caso flores de salvia.
Sencillo de hacer y acierto seguro.
INGREDIENTES

  • 4 huevos L
  • 200 gr de azúcar
  • 80 ml de aceite de oliva
  • 125 gr de yogur natural o griego
  • 250 gr de queso mascarpone
  • 250 gr de harina de repostería
  • 1 sobrecito  de levadura química
  • Flores de salvia (opcional)

PREPARACIÓN:

  1. Encendemos el horno a 180º para que vaya calentando o si prefieres con turbo baja la temperatura a 170º.
  2. Engrasa tu molde y espolvorea con harina para que no se pegue la masa.
  3. En un bol batimos los huevos junto con el azúcar hasta que crezcan y dupliquen al menos su tamaño.
  4. Ahora añadimos el aceite de oliva, siguiendo con el batido. 
  5. Añadimos el queso mascarpone y el yogurt natural. 
  6. Incorporamos la harina a la que habremos añadido el sobre de levadura y removemos sin batir demasiado solo para mezclar bien todos los ingredientes.
  7. Vertemos la mezcla y horneamos mas o menos  durante 40 minutos.
  8. Recuerda no abrir el horno al principio de la cocción 

0 comentarios: