Muerte por chocolate. Queque de chocolate y calabacín

1 Comentarios

Muerte por chocolate¡Hay quién piensa que la verdura es sinónimo de comida aburrida y con poco sabor! Con esta receta te demuestro la compatibilidad entre las hortalizas y el adictivo chocolate. Una combinación perfecta porque le aporta la humedad que todo bizcocho necesita.
Si te fijas no lleva ni leche, ni yogurt, nada de liquido, solo unos dos  o tres calabacines que recién había cosechados minutos antes de preparar la receta. Yo uso en repostería calabacín pequeño, porque no tiene prácticamente semillas y sin embargo tiene mucha parte verde que queda mas bonito al partir nuestro queque o bizcocho.
Esta receta usa como medida cup o tazas, porque está traducida de una web anglosajona y aunque hice propósito de pesar las cosas para darla en gramos, a la hora de la verdad me olvidé. Así que utilicé esas medidas, que por cierto, la taza nunca es colmada, sino que pasamos un cuchillo por encima para que quede completamente rasa.
El chocolate en polvo, es solo eso chocolate, no vale polvos tipo Nesquick ni Colacao ni nada parecido porque contienen un montón de cosas además del cacao. Lo comento porque no es la primera vez que una compañera me dice que no le sale una receta y luego estaba usando Cola Cao para hacer unas galletas por ejemplo.
Si aún te estas pensado hacerla, te digo que ánimo, que es sencilla, que llevas una buena ración de verduras y que está buenísima, eso si, cuida la calidad del chocolate porque es la clave del éxito.

INGREDIENTES
  • 1 y 1/4 tazas de harina
  • 1/2 taza de cacao en polvo sin azúcar.
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • 1 cucharadita de canela
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 1 taza de azúcar
  • 1 huevo grande, más 1 yema de huevo
  • 1/2 taza de mantequilla, derretida y enfriada
  • extracto de vainilla 1 cucharadita
  • 2 tazas de calabacín rallado
  • 2/3 taza de chocolate picado o gotas de chocolate 
Para la cobertura
  • 120 gr. de nata liquida
  • 120 de chocolate negro 
PREPARACIÓN
  1. Encender el horno a 180 ° C
  2. Untar el monde en mantequilla y meter en la nevera mientras preparamos el resto.
  3. Tamizar juntos el harina, cacao, bicarbonato, sal y canela. Dejar de lado.
  4. Rallar el calabacín. Yo usé la thermomix a velocidad 4, pero con el rallador es suficiente.
  5. Picar el chocolate si lo que tienes es tableta, como fue mi caso, que lo corté a cuchillo.
  6. Batir el azúcar y los huevos  hasta que se vuelvan pálidos y esponjosos. Añadir la mantequilla y vainilla.
  7. Ahora incorporamos el calabacín. 
  8. Sin usar batidora sino con una espátula vamos añadiendo la mezcla de los ingredientes secos, en tres veces. No incorporamos mas, hasta ver que esta perfectamente integrado el tercio anterior. No sobre batir, solo mezclar envolviendo. 
  9. Por último añadimos el chocolate y mezclamos.
  10. Sacamos el molde de la nevera y vertemos la masa.
  11. 50 minutos aproximadamente, y como siempre probar antes de sacar pinchando con un palillo en el centro de la mezcla y comprobar que sale limpio.
  12. Dejar enfriar completamente sobre una rejilla antes de ponerle el glaseado por encima. Si no está frío del todo se desparramará y se hará un medio desastre.
  13. Para hacer el  glaseado, simplemente calentamos al fuego la nata y una vez apartada del fuego le añadimos el chocolate.
  14. Dejamos reposar unos minutos y removemos hasta que esté suave y cremosa.
  15. Dejar enfriar y una vez los dos fríos, lo verter por encima.
Flores comestibles

Receta adaptada de Delish

1 comentario:

  1. ¿Sabes que nunca lo he hecho? Bufffffffffff, me ha apetecido mucho, Victoria.

    Pintaza total.

    ResponderEliminar