Tatín de manzanas y lavanda

1 Comentarios

Nunca me había atrevido con una tatín hasta ahora. Me parecía que eso de hacerla al revés me terminaría creando problemas, pero la verdad es que es la cosa mas sencilla del mundo.
No tengo un molde bajo y no desmontable, ni siquiera una sartén que pueda meter en el horno, así que se me ocurrió  hacerla en una paella chiquitita que tengo de unos 23 cm. El resultado, pues exactamente el mismo que si fuese en un artilugio especial para este tipo de tartas.
Dicen que las Tatin nacieron por un error y para mi un error estupendo porque quedan muy ricas y sobre todo lo sencillas de hacer. ¡Eso si, la pinta es bastante rústica! y como siempre me da la noche cocinando, las fotos dejan mucho que desear.
Te puedes ahorrar la masa si la compras ya elaborada en cualquier supermercado, pero la verdad es que resulta tan sencilla de hacer que no merece la pena ir hasta el super a por ella.
Esta la hice con manzanas, pero he leído de todo tipo, peras, naranjas, plátanos fresas, así que con lo que tengas por casa puedes lograr un postre muy rico en apenas un ratito.
¿La diferencia? La Lavanda. Le da un aroma muy especial, puedes comprar las flores en el herbolario, pero queda mucho mas perfumada si tienes flores frescas plantadas en cualquier maceta en tu ventana. ¿Sabes que además ayudará que que no te entren mosquitos?  En infusión es relajante y útil en casos de estrés, ansiedad, o depresión.
Pues ya tienes motivo para poner una macetita de preciosas flores de lavanda que apenas requieren cuidados, solo mucho sol, buen drenaje y poco riego pero regular.
Le piqué unas pocas hojas y flores que mezclé con las manzanas y luego al final por encima unas poquitas florecitas de color lila para decorar. Si te apetece con mas aroma aún puedes añadir otro poquito picado a la masa sablé.

INGREDIENTES para un molde de unos 22/24 cm.
Para la masa
  • 100 gr. de mantequilla
  • 1 pizco de sal
  • 75 gr. de azúcar glas
  • 220 gr. de harina
  • ½ sobrecito de levadura 
  • 1 huevo 
Para el relleno:
  • 200 gr. de azúcar
  • 80 gr. de mantequilla en trocitos
  • 4 manzanas yo usé fuji
  • unas cuantas flores de lavanda. 
PREPARACIÓN
  1. Para hacer la masa nada mas sencillo que juntar todos los ingredientes y amasar ligeramente. Si tienes robot de cocina tipo thermomix, poner todo junto y dar unos pocos golpes de turbo.
  2. Haz una bola con la masa y guarda en la nevera mientras hacemos el resto.
  3. Ponemos el azúcar a fuego lento y sin moverlo dejamos que se vaya fundiendo. No caigas en la tentación de meter un cubierto frío, porque se formarían piedras de azúcar casi imposibles de disolver. 
  4. Cuando se empiece a fundir remueve con algo de silicona o madera hasta que se forme un Carmelo liquido doradito.
  5. Cuando esté todo fundido, apartamos del fuego y ahora le vamos añadiendo a trocitos la mantequilla y removemos para que se emulsione todo.
  6. Colocamos sobre el caramelo un par de espigas de lavanda y flores a tu gusto.
  7. Pelamos las manzanas, descorazonamos y cortamos cada una en 8 trozos que rociaremos con un chorrito de limón para que no se ponga negra.
  8. Colocamos sobre el caramelo como mas te guste A mi me gusta darle cierto orden en redondo. Si te sobre de una capa, sigue poniendo otras encima y así hasta que termines.
  9. Enharinamos un poco una superficie para estirar la masa con el rodillo, calculando mas o menos la medida de nuestra tarta para que cubra bien por todos lados y metiendo bien por lo laterales.
  10. Pinchamos la masa para que no se nos infle en el horno.
  11. Solo queda meter al horno y mas o menos 1 hora a 190º.
  12. El tiempo siempre es aproximado, ya sabes, que quede doradito y huela muy bien.
  13. Sacar el horno dejar enfriar antes de ponerle un plato encima y dar la vuelta como si fuera una tortilla de papas.
  14. Y ya está. Nosotros la comemos sola, pero hay quien prefiera acompañarla con helado. 

1 comentario:

  1. El tatin fue uno de los primeros dulces que aprendí a hacer. Me gusta su sencillez y la untuosidad que queda en el conjunto. Además, me chiflan los dulces con manzana, a pesar de que la fruta en sí es de las menos que como. Curioso, ¿verdad?

    Y sí, no lo he probado, pero el cerebro me dice que la manzana y la lavanda deben quedar muy bien. Otra receta más para mi saca.

    Besitos

    ResponderEliminar